Actualizado:
07 diciembre 2016
19:14

Anuncian para mañana el inicio de la demolición de las naves de la Beniata

Se dan un mes de plazo para completar la actuación
Actualidad | 25-08-2016 | facebook yahoo twitter

Mañana viernes empezará la demolición de las naves que restan de la antigua Maquinaria Ceres en la Beniata. Se conservará la fachada y otros elementos interiores que no están en ruina y que los técnicos han considerado oportuno. El lunes visitaron la zona técnicos de Conselleria para evaluar el amianto presente en una parte de la obra, un material peligroso que requiere de un tratamiento especial y se empezará a retirar en breve.

Dada la urgencia de la actuación, ya que recordamos que las obras del puente de Fernando Reig pueden propiciar que esta calle incremente sustancialmente su tráfico, se quiere reducir al máximo su tiempo de ejecución, que se calcula en aproximadamente un mes.

Hay que recordar que la situación de ruina de este edificio comportó que se cortara un tramo de la calle Alicante para evitar peligros, una situación que se prolonga desde abril de 2015. El Ayuntamiento requirió a la Generalitat para que actuara de manera urgente, si bien hizo caso omiso, acumulando varias multas. Con el cambio de gobierno en Valencia, se adquirieron los edificios –por un importe muy inferior a su valor, por cierto– y se iniciaron todos los trámites para poder realizar la demolición lo más pronto posible. Por otro lado, hay que indicar que la parte que pertenecía al Ayuntamiento ya fue derribada a principios del 2016.

Manolo Gomicia, concejal de Urbanismo, indica que «este problema hacía mucho tiempo que estaba encima de la mesa en nuestra ciudad, la ruina de estos edificios era evidente y había que actuar, pero no nos quedamos sólo en la demolición sino que ya estamos trabajando en un proyecto para Ceres. Esta zona es el nodo que queremos que apueste por la investigación, conectando el centro de la ciudad y el Campus universitario con el resto de Alcoi».

Señalar que la demolición no afecta a todos los elementos, puesto que se mantendrá la fachada de silleria, así como algunos elementos interiores que se han considerado interesantes y que no suponen ningún peligro.