Actualizado:
07 diciembre 2016
12:30

El Alcoyano visita el difícil terreno del Gavà

Un campo en malas condiciones para un partido con más físico que juego
Deportes | 04-09-2016 | facebook yahoo twitter

Después de la miel en el Iberostar Estadi y de la primera agridulce toma de contacto de la temporada en el Collao, el Alcoyano vuelve a la realidad hoy domingo a las 12 horas en La Bóbila de Gavà, uno de esos campos poco agradecidos, con pista de atletismo alrededor y de dimensiones reducidas –96x63–, en los que se puede perder más que ganar.

Los de Seligrat habrán de estar preparados para un duelo físico, de mucho roce y poca continuidad en el juego. Hace dos semanas, el Hércules marcó en la única ocasión de los dos equipos en la primera mitad y acabó ganando 0-4. Un escenario que no espera el Alcoyano, de hecho el Gavà amargó el debut en casa del Villarreal B al que arañó un empate. “Esperamos un rival más metido que el día del Hércules.

El campo se encuentra en muy malas condiciones. A los equipos que vienen de ascender les queda ese poso de ganadores. Han fichado a Craviotto, un portero de una gran experiencia, y cuentan con Agustín, que ha jugado en superior categoría”, explicó Seligrat del rival.

El técnico aún se le vio dolido por lo sucedido en la última media hora ante el Cornellà. “Fuimos un Alcoyano de dos caras, una donde el equipo fue capaz de hacer muchas cosas bien, en los primeros 60 minutos, y otra de 30 minutos no tan buenos. Hemos de conseguir ampliar esa cantidad de minutos donde somos capaces de jugar a un nivel muy alto”.

No fue el único frente abierto. De nuevo el equipo pagó un precio muy alto por su manera de jugar. Otras seis amarillas y la expulsión de Seligrat que le ha costado dos partidos de sanción.

Todo apunta a que repetirá once. La única baja segura es Mariano Sanz, en fase de recuperación de una luxación de hombro, y López Silva ha llegado fuera de forma tras no hacer pretemporada.