Actualizado:
11 diciembre 2016
08:55
Dany Vilaplana

El partido, en mayúsculas

| 29-11-2016 | facebook twitter

A este Alcoyano de autor le faltaba ese partido que coronase definitivamente a Toni Seligrat y los suyos. En catorce jornadas habíamos tenido de todo, la mayoría cosas buenas: liderato, récord de jornadas sin perder, remontadas, goles para el recuerdo... pero faltaba la guinda al pastel. Y llegó el mejor día posible. En el derbi.

Hasta en eso, este Deportivo es diferente a todos. Es como si alguien dijera: “Pide por esa boquita, que el deseo se te concederá”. Dicho y hecho.

No es que el Alcoyano jugara de 10 ante el Hércules, rozó lo subliminal. Desconozco lo que pasará a partir de ahora, seguramente serán cosas buenas porque este equipo va lanzado, ha tomado carrerilla y será difícil que alguien lo detenga, pero lo del domingo fue para morirse... de gusto. Una auténtica obra de arte. Además con lluvia antes del partido, ni mucha ni poca, lo suficiente para que el balón se deslizara con esa punta de velocidad para que el Hércules ni la oliera. Seguramente sus jugadores aún estarán dándole vueltas a la pesadilla que les tocó vivir en el Collao. Ahora sí que el aficionado tiene ese partido que todos recuerdan y del cual presumen. El Hércules ya tiene a su particular bestia negra. Las dos últimas victorias en el Rico Pérez quedan a la altura del betún tras el repaso del domingo. Quedará la duda de saber qué habría pasado si Chechu hubiera marcado el penalti cuatro minutos después de que Navarro adelantara al Deportivo.

Para Seligrat y Gato, ni eso. “Hubiéramos ganado igual”, dejaron claro tras el encuentro. El Alcoyano estaba tan seguro de sí mismo que ni el empate le hubiera detenido. El goleador, con su espectacular momento de forma, escenifica mejor que nadie el estado de gracia y la fe inquebrantable que acompaña a este equipo. Son ya siete victorias consecutivas en casa, que se dicen pronto.

El domingo que viene toca visitar al Villarreal B, un filial. Hasta ahora, las dos victorias del equipo lejos del Collao fueron contra equipos filiales, en casa del Mallorca B y Espanyol B. Las bajas por sanción de Barreda y Jony Ñíguez por sanción obligarán a Toni Seligrat a tener que echar mano otra vez de su eterna chistera. Hasta entonces disfrutemos del recuerdo de lo vivido el domingo en el derbi.