Actualizado:
03 diciembre 2016
13:13

Emotivo adiós de Molina del Betis

El delantero alcoyano ha marcado 77 goles en sus seis temporadas como verdiblanco
Deportes | 16-05-2016 | facebook yahoo twitter

Jorge Molina se despidió la pasada semana del Betis en un multitudinario acto en el que no faltaron los suyos, sus padres Bruno y Juana, que como cada dos semanas hicieron los 600 kilómetros que separan Alcoy de Sevilla, ahora para sentarse en la primera fila de la sala de prensa del Benito Villamarín, donde vieron a su hijo emocionarse. “Pensé escribir una nota para no olvidarme de nada ni de nadie, pero ya haciéndola me resultó complicado porque creía que no iba a ser capaz de leerla entera”, dijo para empezar.

La comparecencia del alcoyano se acompañó de un vídeo en el que participaron compañeros y excompañeros, además del técnico Pepe Mel. “Quiero agradecer al club por darme la oportunidad de defender este escudo durante seis temporadas. He intentado dignificarlo, dar lo mejor de mí para que este club tan grande siga creciendo e intentar aportar mi granito de arena”, significó.

Además de compañeros y técnicos, Jorge Molina no se olvidó de los empleados y la afición. “No puedo olvidarme de ella. Su apoyo de las últimas semanas ha sido tremendo. A lo largos de estos seis años siempre me han demostrado un cariño enorme. Aunque sé que alguna vez les habré desesperado un poco con alguna ocasión que he fallado, he intento compensarles alegrías en forma de goles, trabajo y dar siempre el máximo”.

Su hija Mía centró muchos focos. A su lado Aitana, su mujer, embrazada de gemelos. “No se va un bético más, se va una familia entera. Para mí hija, ver el escudo del Betis es ‘papa’. Para mi sobrino el color verde no existe, es el color Betis. Eso demuestra hasta dónde nos ha calado el Betis, su afición y su grandeza. Le deseo la mayor de las suertes porque sus alegrías también serán las nuestras”, terminó con voz entrecortada.

Jorge Molina cierra su etapa como verdiblanco con 34 años y como séptimo goleador en la historia del club con 77 goles. Llegó al Betis en 2010 procedente del Elche después de proclamarse Pichichi de Segunda. En la temporada 2012/13 firmó el gol del regreso verdiblanco a Europa un curso después del ascenso a Primera.

La presente temporada está siendo la peor de su etapa como bético. Su protagonismo ha ido en línea descendiente, participando en 22 encuentros, en nueve de ellos como titular, habiendo anotado un solo gol ante el Celta en la primera vuelta en el Benito Villamarín. Durante la semana el club ha creado el hashtang#GraciasMolina y será mañana contra el Getafe cuando el delantero reciba el homenaje de la afición de Heliópolis.