Actualizado:
10 diciembre 2016
21:04

La Junta Rectora del parque natural de la Font Roja crea comisiones de trabajo

La primera reunión en más de un año coincide con el nombramiento del nuevo director-conservador
Actualidad | 29-05-2016 | facebook yahoo twitter

La Junta Rectora del Parc Natural de la Font Roja se ha reunido y puesto al día, tras no haberse convocado reunión alguna desde febrero de 2015. La sesión celebrada en Font Roja Natura en la tarde del jueves fue la primera al frente de la cual estaba el nuevo presidente de la misma, Jordi Tormo, y sirvió para la creación de tres comisiones de trabajo que se encargarán de la realización de reuniones y abordar cuestiones competentes a cada una de las áreas. La reunión de la Junta Rectora coincidió con el nombramiento por parte de la Generalitat Valenciana del nuevo director-conservador de los parques de Font Roja y Mariola, Salvador Palop Guillem, un Técnico de Gestión de Espacios Naturales Protegidos que ha trabajado para la Generalitat Valenciana en los últimos años. La primera reunión en un año y tres meses de la Junta Rectora del Parc Natural de la Font Roja sirvió, básicamente, para la puesta al día de algunos trámites como el de la presentación de las memorias de gestión de 2014 y 2015, así como abordar, nuevamente, la problemática del arruí que plantean los propietarios. Según se ha informado, la Conselleria se ha comprometido ha realizar un estudio que indique qué especies, no solo el arruí, pueden influir en la fauna y flora y cómo se puede y debe actuar.

Una de las decisiones adoptadas es la creación de tres comisiones de trabajo, una integrada por un comité científico que integran miembros de las estaciones científicas Ibi-Torretes y Font Roja Natura; una segunda comisión relacionada con los temas urbanísticos (obras, actuaciones de mejora...) que estén relacionadas con el parque natural y una tercera sobre patrimonio cultural e histórico, que se ocupe de cuestiones como los usos del parque, tradiciones y patrimonio.

La nueva presidencia de la Junta Rectora se comprometió a cumplir con la normativa que obliga a convocar la Junta tres veces al año.