Actualizado:
10 diciembre 2016
13:35

La promotora de La Estambrera plantea un nuevo edificio de 4 alturas

Se construiría junto al inmueble de la extinta industria, donde también se habilitarían cuatro lofts
Actualidad | 19-07-2016 | facebook yahoo twitter

Se avecinan nuevos movimientos en el solar de la antigua Estambrera, donde a finales de la pasada década se construyó la primera fase del complejo urbanístico y quedaba pendiente el desarrollo del resto del proyecto, que contemplaba cuatro nuevas edificaciones. Lo que plantea ahora la promotora de La Estambrera es la construcción de un nuevo edificio a espaldas de las dos primeras torres, y de menor tamaño. En concreto, de tres o cuatro alturas “máximo”, tal y como ha informado el concejal de Urbanismo, Manolo Gomicia.

El nuevo edificio recayente a la calle Balmes –y para el que ya han solicitado licencia de construcción– se quiere levantar junto al inmueble protegido de la extinta industria, que se conservó con el derribo de las viejas naves y que durante la construcción de las torres se destinó a oficina de la promotora; y que ahora además, se convertirá también en edificio de viviendas puesto que la intención es habilitar cuatro pisos tipo loft.

Gomicia ha explicado que el edificio de nueva planta constaría de un total de 37 viviendas distribuidas en tres o cuatro alturas, respondiendo los pisos a la tipología de estudio o vivienda joven. El complejo, de hecho, se ha dado en denominar ‘Estambrera jove’.

En Alcoy no se construía prácticamente desde el año 2011, ya que la crisis inmobiliaria frenó en seco la petición de licencias de construcción. Por este motivo el concejal responsable del área se ha mostrado satisfecho con la solicitud por parte de la promotora de La Estambrera: “Es la primera licencia que se tramita desde entonces, así que tenemos que aplaudir el proyecto, máxime si es escrupuloso en el cumplimiento de la normativa urbanística y de momento no tenemos por qué pensar que no vaya a serlo”, destaca Gomicia.

Hay que recordar la polémica que se suscitó con la construcción de las dos primeras torres y el impacto sobre el puente de San Jorge, tal y como denunciaron los vecinos –que llegaron a constituir una plataforma– y la oposición municipal de entonces, cuando gobernaba el PP en el Ayuntamiento de Alcoy.