Actualizado:
03 diciembre 2016
01:00

Los bomberos de la Muntanya continúan sin obtener respuesta

Sobre el problema de falta de personal y envejecimiento de la plantilla del parque
Actualidad | 24-08-2016 | facebook yahoo twitter

Hace más de un mes que los bomberos de la Muntanya convocaron una rueda de prensa para informar de la grave situación que padecía la plantilla pues, además de ser escasa, en su mayoría se encuentra envejecida. No obstante, a pesar de recibir el apoyo de diversas entidades políticas, la solución al problema se predice incierta, ya que si no se toman cartas en el asunto, la problemática se extenderá peligrosamente a otros parques de la comarca.

El origen del conflicto se localiza en la “falta de previsión” por parte de la gestión que, según afirma Pedro Alonso, el delegado de la Confederación Sindical de Comisiones Obreras (CCOOO), ha ocasionado el problema de la escasez de la plantilla y de su consiguiente envejecimiento. Debido al retraso de las oposiciones, la plantilla no se ha renovado, ya que oficialmente se han convocado un total de 22 plazas que, en la práctica, serán ocupadas por bomberos ya interinos. “Simplemente habrá un cambio de relación laboral: van a pasar de funcionarios interinos a funcionarios de carrera. El incremento de plantilla es cero”, aclara Pedro Alonso.

Lejos de la solución

“Los partidos políticos y los ayuntamientos a los que hemos ido a explicar la situación han hecho una acción muy buena al intentar poner de su parte y llevar esa problemática a la junta del gobierno de Consorcio”, agrega el delegado de CCOO. No obstante, la situación se paraliza ante las leyes restrictivas nacionales con las que se ampara la junta de gobierno, pues estas no permiten conceder más plazas que las que quedan vacantes tras las jubilaciones. Eso es precisamente lo que el grupo sindical quiere cambiar, pues asegura que hace falta “de una manera muy importante” la convocatoria de oposiciones para poder subsanar toda esa ineficiencia de plantilla. “Sería necesaria una oposición mínima de 110 plazas, pero hoy por hoy con las leyes restrictivas es imposible y siempre se escudan en eso”.

A día de hoy, la plantilla se compone de 78 bomberos que, en su gran mayoría, se encuentran bajo segunda actividad, por lo que teóricamente su puesto queda relegado al apoyo del resto de bomberos que se encuentren en primera línea de trabajo. Sin embargo, la realidad es bien distinta, pues estos bomberos siguen siendo considerados como bomberos de primera línea. “Reivindicamos que cuando un bombero pase a segunda actividad, se cree automáticamente una plaza a opositar. Así, se estaría proporcionando un relevo y no se produciría una merma en el operativo”, afirma el delegado de CCOO, Pedro Alonso.

Otra de las reivindicaciones va dirigida hacia la mejora de los vehículos y a la ampliación del parque de bomberos de Ibi. “La preocupación que tenemos los bomberos es crecer como área operativa”, afirma Pedro Alonso, pues asegura que su propósito es ampliar las cocheras para poder añadir un vehículo de apoyo de agua, de esta manera no sería necesario esperar a otro vehículo de apoyo. No obstante, para añadir un vehículo de este tipo sería necesario ampliar el parque de bomberos de Ibi hacia las áreas colindantes, un proyecto muy importante que mejoraría considerablemente la asistencia del parque.

Falta de conexión

Pedro Alonso asegura que el servicio de emergencia mejoraría en gran medida si existiera una mayor comunicación entre lo técnicos y el cuerpo operativo de bomberos, pues piensa que “a mayor conexión, mayores resultados”. El delegado de CCOO insiste en que seguirán informando a la sociedad de los problemas a los que se enfrentan y añade que “bastaría con que se reuniera un núcleo grande de políticos que presionaran para cambiar todo esto”. Mientras tanto, las soluciones siguen siendo inexistentes y el tiempo se prolonga peligrosamente para un servicio de emergencia que pretende proporcionar sus servicios de la forma más segura posible.