Actualizado:
07 diciembre 2016
10:27

Los bomberos no realizan horas extra como presión por la precariedad laboral

Denuncian la falta de voluntad política para solucionar esta situación
Actualidad | 22-11-2016 | facebook yahoo twitter

Los bomberos no harán horas extra ni sustituciones al menos hasta el 1 de diciembre, como medida de presión por la falta de personal que sufren y el envejecimiento de la plantilla. Hace mucho tiempo que los bomberos vienen denunciado la precariedad laboral y parece que no facilitan solución a un problema grave, teniendo en cuenta que se trata de un servicio de emergencia.

Así, tal y como ya anunciaron, han puesto en marcha unas medidas de presión y se decidió no realizar servicios extraordinarios ni asumir sustituciones o designaciones desde el 7 al 11 de noviembre. Según explican desde la Junta de Personal del Consorcio Provincial, “el balance de estos cinco días de movilización laboral puso de manifiesto hasta qué punto el mantenimiento del personal mínimo operativo de los distintos parques y áreas operativas depende de la realización de horas extraordinarias y sustituciones, evidenciando que la sostenibilidad del servicio está siendo posible gracias a la voluntariedad de los bomberos por solucionar un problema que la Administración sólo parchea y enmascara, y todo ello en un mes en el cual no hay libranzas por vacaciones”.

El parque, bajo mínimos

A la hora de hablar de datos concretos de estos cinco días de movilización, apuntar que el parque de La Muntanya, en Cocentaina, así como el subparque de Ibi, estuvieron bajo los mínimos de personal establecidos por la propia administración, una situación que también vivieron los de Orihuela, Elda, Sant Vicent del Raspeig, Torrevieja y Villena. Mientras, se cerraron en tres ocasiones los parques de bomberos de Denia, Villena y Almoradí, por la falta de personal.

Tal y como explican desde la junta de personal, el servicio de rescate de montaña, que debería estar cubierto por dos rescatadores junto al helicóptero, no se constituyó y esos rescatadores estuvieron cubriendo mínimos en los parques de bomberos. Así, apuntan que si se hubiese tenido que realizar un rescate, el helicóptero tendría que ir a buscar a estos rescatadores a sus respectivos parques para poder prestar dicho servicio.

Tras estos cinco días, la junta de personal fue convocada por el diputado: “no mostró voluntad política de solucionar el conflicto, y se volvió a constatar que las prioridades de la Administración están muy alejadas de cualquier solución. Como ejemplo, de las 30 nuevas plazas para 2017, anunciadas en prensa por el diputado y que ayudarían a paliar esta situación, sólo 10 serían de bomberos y cubiertas por interinos”. Así, y como acordó la asamblea general de trabajadores, “ante la negativa de la Dirección del Consorcio a dar soluciones, se prorrogarán las medidas de presión durante 10 días más”, empezando ayer y hasta el 1 de diciembre a las ocho de la mañana.

Falta voluntad de la Dirección

En el comunicado remitido ayer, los bomberos repasan su situación y apuntan que en la asamblea de trabajadores celebrada a finales de octubre, tras la ruptura de negociaciones con la Dirección, “se constató el bloqueo que supone la continuada dilatación en el tiempo de la respuesta a nuestras reivindicaciones y, sobre todo, la precariedad en la que se encuentra la prestación del servicio de bomberos del Consorcio como consecuencia de la falta de plantilla y del envejecimiento de la existente”.

Igualmente, remarcan que “en la asamblea se puso en evidencia la ridícula oferta de empleo público que la Dirección defiende con todos los medios a su alcance –denunciada mediante recurso contencioso-administrativo y que en breve saldrá a juicio–, que apenas cubrirá las vacantes por jubilación de estos tres últimos años, debido a las limitaciones de la Ley de Presupuestos, además de la inoperancia, la improvisación y la falta de planificación y de voluntad política de la Dirección del Consorcio ante la precarización tanto del servicio público que prestamos como de las condiciones laborales, que supondrá la sustitución de trabajadores fijos por interinos, que en breve llegarán a constituir más del 20% de la plantilla”.

Junto a ello, remarcan que “observamos con impotencia cómo tras el deterioro de un servicio público esencial y profesionalizado como es el de emergencias, distintas administraciones públicas se afanan en fomentar el voluntariado asignándole funciones y competencias para las que no está preparado”, y añaden que “mientras tanto, una de las prioridades de la Dirección del Consorcio es la adaptación a la Ley de Servicios de Bomberos de la Generalitat Valenciana en lo que se refiere a organigrama y estructura de mandos. La falta de elaboración de un mapa de riesgos de la provincia, de distribución de efectivos y de una planificación de futuro largamente demandados por la parte social, no hacen sino confirmar nuestra denuncia”.

Más de 50 años de media

A la hora de hablar de la edad de los bomberos, han comprobado cómo en la mayoría de los turnos se sobrepasa una media de 50 años de edad. De hecho, en los cinco primeros días de reivindicación, se constató que “en parques como el de Cocentaina, Orihuela, Villena y Elda, la media de los trabajadores se situó durante los cinco días por encima de los 50 años”.

Charla informativa, el jueves

El próximo jueves miembros del Grup d’Acció Sindical del Parc de Bombers de La Muntanya ofrecerán una charla informativa en la que hablarán sobre las deficiencias del servicio de bomberos y cómo afectan a los ciudadanos.

Esta charla tendrá lugar en la asociación de vecinos de la Zona Nord, a las 19’30 horas, y los asistentes conocerán de primera mano los problemas que sufren los bomberos en su día a día laboral, marcado por la falta de personal y una elevada edad media.