Actualizado:
09 diciembre 2016
19:43

“Los nuevos accionistas vienen a sumar y no a imponer nada”

Un mes después de cerrar el capítulo más doloroso desde que es presidente, ha decidido hablar pero mirando al futuro
Deportes | 22-06-2016 | facebook yahoo twitter

–¿Te ha servido de enseñanza lo vivido en la última temporada?

–En el fútbol siempre aprendes, tratas de quedarte con lo que ha salido bieno y analizar lo que has hecho mal para que no vuelva a suceder. Algunos dicen que hemos fracasado. Yo no diría tanto. Nos hemos quedado a dos partidos de jugar el play-off de ascenso. Solo que hubiéramos ganado dos partidos fuera de casa habríamos estado ahí. Llevo siete temporadas como presidente y en las siete nos hemos clasificado para la Copa. No tengo la estadística pero me gustaría saber si hay algún equipo que ha logrado algo así cuando siempre somos del décimo presupuesto para abajo de nuestro grupo. Jugamos en una competición en la que hay cinco filiales, y no filiales cualquiera porque estamos hablando del Barcelona con 10 millones de presupuesto, Valencia, Villarreal, Espanyol, Levante... Su presencia adultera la competición. No solo se llevan a los mejores sub’23 sino que ahora se van a por los mejores sin importar la edad. Está pasando con Alfaro, que lo quieren el Barça y el Valencia. Futbolistas que nosotros podríamos tenerlos por 20.000 euros se van cobrando el doble. Lo único que están consiguiendo es acaparar el mercado.

–Se te nota especialmente sensibilizado en este tema

–Y tanto, porque no ha derecho lo que está sucediendo y así lo voy a transmitir a finales de mes en Madrid en la próxima reunión de la Comisión Mixta de Clubes de 2ªB. Estoy muy molesto y su presidente, Marcelino Maté, sabe mi postura como representante de los clubes valencianos. A este paso será casi imposible poder optar a una plaza de play-off de ascenso contra esos presupuestos millonarios. Cuando nosotros subimos a Segunda División recibimos 2,4 millones por derechos de televisión. Este año los ingresos están entre los 6 y los 7 millones pudiendo ser hasta 9 dependiendo de los variables. Ello supone que los clubes de Segunda son cada vez más poderosos económicamente y el salto de Segunda B a Segunda sea casi imposible para un jugador a no ser que sea un superclase.

–Entonces, ¿sigues reafimándote que el sexto puesto de esta temporada tiene un mérito enorme pese a que el objetivo era otro distinto?

–Totalmente, es todo un éxito. Pocos clubes pueden presumir de haber perdido dos partidos en casa en dos temporadas seguidas.

–En la presentación de Toni Seligrat dijiste que era el mejor fichaje del nuevo proyecto, ¿qué quisiste decir con ello?

–Es un superclase, cada día que pasa estoy más contento de su llegada. Es un entrenador de primer nivel dentro de la categoría, de los mejores que hay en Segunda B. Su palmarés es intachable, dos ascensos, tres play-off y nunca ha sido destituido. Ha puesto mucho de su parte para venir, es un enamorado del Collao y viene perdiendo dinero con respecto a lo que ganaba en el Olímpic, Lleida y Huracán, lo que dice mucho de las ganas que tenía por entrenar al Alcoyano. No ha sido un tema económico, sino de reto personal para seguir creciendo como entrenador.

–Hablando de entrenadores, la nómina va desde Paco López que este año ha sido campeón del grupo III pasando por Asier Garitano, nuevo técnico de Primera con el Leganés, David Porras, Óscar Cano y un técnico en prácticas, Palop

–No estoy descontento con ninguno de ellos. A la vista está que no eligimos tan mal, pero el Alcoyano es un club con una exigencia muy grande. Sigo pensando que Óscar Cano es muy buen entrenador, pero esa temporada no tuvimos ni portero ni delantero. Francis Ferrón desapareció en la segunda vuelta y ni Nacho Zabal ni Diego García nos dieron lo esperado. La idea de traer a Palop creo que fue muy buena buscando aprovechar que era un entrenador con proyección y ganas de llegar algún día a Primera División.

–El sello Toni Seligrat exige el fichaje de jugadores de un perfil determinado, ¿es así?

–Nos está pidiendo un tipo de jugador diferente. No queremos fichar por fichar, sino traer lo mejor dentro de las posibilidades económicas del club, pero para ello hemos de esperar porque la temporada aún no ha terminado. Hay posibilidad de fichar en el UCAM, Lleida, Hércules, también en el Reus. El otro día salieron nombres que nos pueden interesar pero que están jugando el play-off y un presidente me llamó quejándose. Es cómo si el Alcoyano estuviera jugándose el ascenso y saliera el nombre de un jugador nuestro que interesa a otro club. A nosotros nos molestaría y lo entendemos. Las mejores plantillas suelen confeccionarse al final. Uno de los mayores problemas del mercado son los representantes que encarecen el precio de los jugadores. Preguntas por un futbolista que ha descendido a Tercera y te dice que tiene equipos de Segunda interesados por él. Me da la sensación que estamos todos locos. Ahora lo que hacemos es primero hablar con el jugador, le trasladamos nuestro interés y le decimos que nos diga el nombre de su representante para pasarle la oferta. Así evitamos lo que nos pasaba antes cuando hablábamos directamente con su representante y al ver que éramos el Alcoyano, se descolgaba con una oferta desorbitante y el jugador ni se enteraba que habíamos preguntado por él. En el mercado hay de todo, jugadores que miran únicamente el dinero, si bien hay otros que escuchan el nombre del Alcoyano y les interesa más el proyecto y su seriedad como club. Esos otros valores son los que nos permite llegar a futbolistas que en otras circunstancias serían imposible por lo que cuestan.

–Varias de las puertas a las que el Alcoyano está tocando para formar la nueva plantilla son de futbolistas con experiencia, superando algunos la treintena de años, ¿se debe a algo?

–La idea es hacer una plantilla corta pero de calidad, con 16 futbolistas de un nivel alto y el resto trataríamos de completar el equipo con jugadores sub’23, alguna cesión y alguien de la cantera. Recuerdo que Óscar Cano quería jugadores jóvenes, decía que los veteranos pasaban mucho tiempo sin jugar, mientras que Toni Seligrat es un entrenador que no mira el DNI sino su rendimiento. Este año hemos visto el ejemplo de Juli, que con 34 o 35 años ha hecho la mejor temporada de su vida. Igual le ha pasado a Sergio Mora con 37 años. Los futbolistas cada vez se cuidan más y alargan sus carreras. Seligrat quiere a jugadores comprometidos y muchas veces eso con los jóvenes es más difícil. La gente veterana valora mucho más seguir jugando al fútbol que los jóvenes con toda una carrera por delante.

–Se ha hablado de reducción de presupuesto, pero cuánto va a bajar con respecto a la última temporada.

–Un 20 por ciento, que eso significa pasar de los 550.000 de la pasada a los 350.000 de esta campaña. Ello nos obligará a tener que acertar lo máximo y fallar lo mínimo. Eso no quiere decir que hasta ahora nos sobraba el dinero y lo tiráramos. Ni mucho menos, pero no habrán inventos ni experimentos con gaseosa. Un año puedes encontrar una ganga, pero al siguiente ya no cuesta igual porque se ha revalorizado.

–Solamente cinco jugadores continúan, salvo en la temporada del descenso es el año que menos futbolistas han renovado, ¿cuál es la causa?

–No se sostenía que en el Collao fuéramos de los tres mejores equipos del grupo, con números de play-off, y que fuera de casa tuviéramos estadísticas de equipo de descenso. No era normal que fuéramos a la Pobla y empatáramos a cero sin ni siquiera tirar a portería y a la semana siguiente le marcáramos tres al Espanyol en casa. Parecía que el equipo tuviera dos marchas. Algunos jugadores se habían acomodado, de ahí que hemos optado por cambiar y los que vengan, que lo hagan comprometidos sabiendo que esto es el Alcoyano y que tienen que dar un plus más.

–¿Pensaste en arrojar la toalla e irte a tu casa tras lo sucedido en la última temporada?

–Reconozco que hubo momentos que lo pasé mal, si bien quien me conoce sabe que soy una persona competitiva y que siempre aspiro a lo máximo. Muchos me dicen que me gusta vender humo. Yo lo único que pienso es que tengo un buen coche, simplemente falta poner la gasolina y el Alcoyano es una cosa de todos, no de una persona. Creo que debería ser un orgullo para cualquier aficionado ver que tiene un club saneado. Parece que cuando digo que el Alcoyano debe estar en el fútbol profesional suena a capricho mío, pero tal y como está el mundo del fútbol la única manera de alargar la vida de este club es subiendo de categoría. Me gustaría que fuera una cosa de todos. Sabemos la situación cómo está, que para muchos el fútbol es un lujo, pero si supiéramos que bajando los carnets a 50 euros íbamos a recaudar más dinero, que nadie dude que lo haríamos. Pero el aficionado del Alcoyano es exigente, le gusta ver ganar y que se cumpla lo que se promete. La temporada pasada recaudamos 200.000 euros por socios. No fue ni la mitad del coste de la plantilla. Así y todo estuvimos a un paso de hacer lo mismo que equipos como el Hércules una plantilla de 1,5 millones de presupuesto. De ahí que no vea como un fracaso quedar sextos, sino más bien un éxito

–Mucho se ha hablado últimamente del desembarco de nuevos accionistas y la llegada de una empresa de Elche con Miguel Hita, representante futbolístico, al frente de la operación. ¿En qué condiciones quedará el club?

– Necesitábamos capitalizar la SAD con una ampliación de capital. Tuvimos algunos encuentros con empresarios de la ciudad para tratar de que ayudasen y que entraran en el Consejo de Administración como había ocurrido con Lionel Grau, pero es complicado encontrar a industriales en esta zona dispuestos a apoyar el fútbol. Pensamos que es un proyecto interesante, que con la entrada de las televisiones con el dinero por los derechos de imagen puede ser un negocio rentable, algo que fuera sí han entendido y nos han llegado peticiones de toda clase, algunas muy importantes porque entienden que el Alcoyano es una perita en dulce al ser una entidad saneada y al día de pagos. Sin embargo, tanto Lionel Grau como Jose Jorge Aura y yo, en calidad de accionistas mayoritarios, entendíamos que el Alcoyano es parte de la ciudad y no podíamos ponerlo en manos de cualquiera. Sí que hemos creído una operación factible que entrara un cuarto socio mayoritario, que siempre estaría en minoría respecto a nosotros tres, que seguiríamos teniendo el control del club.

–No obstante, las especulaciones están al orden del día

–Lo entiendo y comprendo que exista cierta preocupación, pero nosotros como gestores no podíamos pasar por alto esta oportunidad de abartar un proyecto con la aportación de una serie de jugadores. Esta empresa viene a sumar y no a imponer nada. Aquí la última palabra la tendrá el entrenador. Un ejemplo de lo que sucede actualmente en el mundo del fútbol es el Nàstic. La empresa Promosport, dedicada a la representación de jugadores, evitó una situación complicada aportando 1 millón de euros. Se logró el ascenso a Segunda y a punto ha estado de subir a Primera. De ahí que vea con muy buenos ojos todo lo que sea ayudar al club de la manera que sea.

–¿Pese a todo el socio puede estar tranquilo?

–Son siete años trabajando de una manera y creo que nos hemos ganado la confianza de la gente. La afición debe estar tranquila y no pensar en fantasmas. El club tiene la masa social que todos sabemos y había que buscar alternativas. Arreglo a las necesidades del míster, se tomarán una serie de decisiones, pero que nadie quiera ver en el Alcoyano lo que está sucedidendo en otros clubes.

–La cantera sigue siendo motivo de controversia y el aterrizaje de Paco Bustos como nuevo presidente de la Fundación ha venido a sacudir los cimientos del fútbol base con sus decisiones. ¿Cuál es tu opinión sobre esta cuestión?

–Personalmente pienso que ha sido un acierto su nombramiento. Pienso que es una persona con experiencia, que sabe muy bien lo que se trae entre manos y que estoy convencido de que viene a traer nuevas ideas. Su trayectoria nos dice que es la persona ideal para el nuevo proyecto de cantera. Personalmente comparto su filosofía de tener un fútbol base de calidad para el Alcoyano. Quizás alguno se haya sorprendido por su forma de entrar pero es normal que cuando alguien llega a un sitio quiera tener las cosas en orden y a su gusto. Tanto desde la SAD como desde mi persona tiene todo nuestro apoyo. Estoy convencido de que pronto se verán los resultados.

–¿Veremos pronto a algún jugador de la cantera debutando en el primer equipo?

–El técnico tiene una lista de nombres que van a tener su oportunidad en la pretemporada. Me gustaría que alguno se quedara pero yo no puedo decirle a un entrenador que ponga a tres o cuatro de la casa para luego tener que echarle si las cosas no funcionan bien. Cada vez es más difícil que algún jugador de calidad llegue al primer equipo. Cuando alguien despunta, enseguida te viene un Valencia o un Villarreal para llevárselos. Ahí tenemos el ejemplo de Sito en el Valencia que acaba de debutar en Primera. Es complicado luchar contra eso.