Actualizado:
11 diciembre 2016
08:55

Néstor Abad: "El objetivo es acabar entre los ocho mejores en los Juegos"

Tras revalidar el título de campeón de España obtiene el billete para disputar las Olimpiadas
Deportes | 16-07-2016 | facebook yahoo twitter

"Papá, algún día yo estaré ahí”. Una afirmación inocente de un niño que hace dos décadas disfrutaba de sus primeros Juegos Olímpicos a través de la televisión y que ahora, en apenas tres semanas, será el protagonista. Néstor Abad ha sido el elegido por el seleccionador Fernando Siscar para acompañar a Ray Zapata a Rio. El alcoyano entrena contando los días para su debut en el gimnasio dónde ha crecido con su sueño de ser olímpico. “Ese objetivo empieza cuando comienzas a hacer un deporte. Aunque al principio no te lo tomas tan enserio pero en verdad sí es un objetivo marcado. Después de la lesión de 2014 me lo planteé de verdad, porque al tener un hijo y tener que alimentar una familia te lo tomas más en serio”. Y a ese padre al que Néstor niño se refería al inicio de este artículo, fue el primero que felicitó al Néstor adulto en Guadalajara. “Estaba hasta más contento yo, muy feliz. Me dio la enhorabuena y me dijo que el trabajo da sus frutos. Él ha sido clave a lo largo de todos estos años. Me bajaba a entrenar a Alicante antes de venir a Madrid para que pudiera competir al máximo nivel. Por eso, toda la culpa de este éxito la tiene mi familia. Mis padres que desde los cinco años me llevan inculcando muchas cosas de deporte, como ahora mi mujer, que al igual que mi hijo, son los que me apoyan diariamente”. No hay tiempo para descansar ni tras el brillante papel en el Campeonato de España, Néstor entrena al máximo para llegar en óptimas condiciones a Rio. “Esta semana está siendo de carga para coger más la forma de la que tengo y me cuesten menos los ejercicios, y cuando se aproxime la competición ir bajando un poco para llegar allí más fresco”. El alcoyano debutará el próximo 6 de agosto y su objetivo es “acabar en entre los ocho mejores de la suma de los seis aparatos y si por casualidad me metiera en la final de algún aparato pues eso que me llevo. Desde luego la medalla no está descartada, pero siendo realistas es muy complicada”.

Las de Rio serán sus primeras olimpiadas, aunque podían ser las segundas de no haber sido por la tendinitis en un codo que le dejó fuera de Londres 2012. Una cita para la cual asegura “no estaba preparado mentalmente, no me lo planteé de la misma forma. Ahora sí que quiero ser el mejor. En 2012 tenía 18 años recién cumplidos, ahora estoy mucho más metido en lo que quiero hacer y lo que quiero conseguir”. Pero sin duda, el punto de inflexión que marcó la carrera de Néstor fue la lesión de 2014, la cual confiesa “me ayudó a recapacitar. Aprender más de lo que había aprendido con la primera lesión (2011), cuidarme más el cuerpo de forma de trabajar todos los días las lesiones que hubiera tenido, reforzarlas; la mentalidad de que cada vez que hago gimnasia estar en todo momento en lo que estoy haciendo, es muy complicado aunque parezca fácil; en resumen, me ha ayudado sobre todo la mentalidad de competir y la de objetivos”. Por eso durante estos dos últimos años, Néstor se ha planteado “el día a día. Si me hubiese marcado Rio como objetivo todos los días me habría agobiado un poco. La verdad que he vivido el día a día, he aprendido de las cosas que me iban pasando. He tenido alguna lesión que otra desde el 14 hasta aquí pero eso te ayuda: aprendes, mejoras y te cuidas”. A pesar de los excelentes resultados cosechados a lo largo de estos últimos meses, Néstor confiesa que “nunca puedes decir que estás en tu mejor momento porque quizá el año que viene estoy mejor. Pero de momento sí, estoy en el año de mi madurez deportiva”.

Néstor Abad obtuvo el pasaporte para Río de Janeiro tras revalidar en Guadalajara el título de campeón de España.