Actualizado:
03 diciembre 2016
13:13
Dany Vilaplana

Salvar la temporada

| 27-04-2016 | facebook twitter

El partido contra el Cornellà dejo varios detalles a tener en cuenta, entre ellos al Deportivo con el billete para la Copa casi en el bolsillo, la desazón que provoca pensar la posición que ocuparía el equipo ahora mismo si se hubieran hecho las cosas medianamente bien fuera de casa donde se ha tirado la temporada a la papelera, y el futuro de Palop.

Si quedaba alguna duda, el de L’Alcúdia medio lo dejó entrever tras el partido contra el Cornellà, sabedor de que sus horas en el banquillo del Alcoyano empiezan a estar contadas. El técnico viene de pasar su peor semana desde que cogió las riendas del equipo.

Todo empezó en el derbi de La Murta, donde el Alcoyano acabó de dilapidar las pocas opciones que le quedaban de meterse en el play-off y encima la afición local la emprendió con él, antes, durante y al final del partido, con pancarta incluida. Después vino el incendio provocado por Devesa con sus declaraciones. Por si fuera poco, se ha sabido estos días que su relación con el presidente es casi nula, por no decir que inexistente tras algún encontronazo entre ambos por la trayectoria del equipo. En ciertos mentideros empieza a darse como seguro que Seligrat será el nuevo inquilino del banquillo blanquiazul.

Sabido todo esto, la principal preocupación del de L’Alcúdia ahora mismo es tratar de salvar el curso dignamente y no salir por la puerta de atrás, cuando el año pasado llegó al Deportivo por la grande. La única forma de conseguirlo sería logrando que el Alcoyano gane el partido del Collao que le queda –lo que significaría todo un récord acabar la competición con una sola derrota en casa–, atar la clasificación para la Copa y terminar cerca del cuarto puesto, para lo cual será necesario ganar al menos uno de los dos partidos fuera que restan, a poder ser el último en casa de L’Hospitalet. Sería una salida digna y es a lo que aspira Palop en estas tres jornadas que faltan.

Al técnico se le vio el domingo más serio de lo habitual y solo los resultados pueden allanar un final de temporada que se le está haciendo largo.