Actualizado:
07 diciembre 2016
10:27

Treinta años esperando la mejora de la calle Entenza

Desde la asociación de vecinos reivindican que se ejecute la propuesta que está consensuada
Actualidad | 23-05-2016 | facebook yahoo twitter

Hace 30 años que se viene hablando de la necesaria mejora de la calle Entenza. Desde aquel lejano 1987, en que se inauguró la pasarela sobre el río Benisaidó, conocido como la Vaguada, se ha apuntado la necesaria actuación en esta calle, que pasó a incrementar su uso al producirse el desdoblamiento de la carretera N-340, y con independencia de actuaciones puntuales lo cierto es que sigue a la espera de esa gran reforma que viene reivindicándose especialmente en los últimos años.

Han sido muchas las conversaciones y las peticiones vecinales y de los comerciantes, así como los intentos de proyecto que no se han plasmado. Ahora parece que el tema se ha encarrilado y se trabaja en la redacción del proyecto para llevar a cabo la esperada reurbanización, que estará a punto en dos meses. Unas obras que de no haber más retrasos podrían empezar a finales de este año o principios del próximo.

Dudas vecinales sobre el proyecto que se ejecutará

Pero la asociación de vecinos del barrio del Ensanche-Benisaidó ha decidido dar un paso adelante y ha presentado un escrito en el Ayuntamiento en el que solicitan que se ponga en marcha el proyecto que se aprobó en su momento y del que recuerdan estaba “consensuado”.

Tal y como explican desde la citada asociación de vecinos, el proyecto aprobado contemplaba aceras más anchas, alternando zonas de aparcamiento y dos carriles para el tráfico rodado, así como arbolado. Pero ahora, tras mantener una reunión en el Ayuntamiento de Alcoy, el pasado 28 de abril, “nos sorprendió que en el transcurso de la misma no se hiciera ninguna mención a los trabajos realizados durante los últimos años, y que en base a las aportaciones de vecinos, comerciantes, técnicos municipales, etcétera, se había alumbrado un proyecto de remodelación consensuado con planos incluidos. Nos da la sensación de que se quiere partir de cero, hacer borrón y cuenta nueva”, según se recoge en el escrito que los vecinos presentaron el miércoles en el registro del Ayuntamiento y que está firmado por Joaquín Corbí, en representación de la asociación de vecinos Ensanche- Benisaidó.

En el citado escrito echan la vista atrás para llegar al año 2008, y recuerdan que se hablaba de que se quería convertir Entenza “en una segunda Alameda”, algo que consideran inviable pues la Alameda tiene 20 metros de ancho y Entenza 13’5, por lo que estiman cabe una redistribución del espacio dando preferencia a los peatones.

Ya en el año 2010 se presentaron hasta cinco alternativas distintas de diversos anchos para aceras y carriles de circulación y se alcanzó el “consenso básico” para dicho proyecto. Dos años después se les presentaban los planos del proyecto, en los términos ya apuntados, y que desde la asociación de vecinos consideran debe ser “una calle amable que sirva para revitalizar el comercio y las relaciones humanas en el barrio”.

Gomicia incide en que será una calle “amable”

En relación a esta inquietud vecinal, el concejal de Territorio, Manolo Gomicia, explica que “lo que tenía el Ayuntamiento es un anteproyecto y ahora se trabaja para redactar el que será el proyecto definitivo y que se concursará para su ejecución”, si bien añade que “este anteproyecto servirá como base para el proyecto, se mantendrá la misma esencia que es priorizar a los peatones y convertir Entenza en una calle más amable”.

Gomicia hace hincapié en que “actualmente hay muchas posibilidades sobre la mesa, se miran todas, se analizan sus pros, contras y se buscan posibles soluciones para hacerlas viables”. Entre los ejemplos que apunta está la posibilidad de eliminar los aparcamientos, lo que comportaría tener que habilitar un espacio como párking de vehículos en alguna zona próxima, como también se ha hablado de dos carriles para el tráfico o de introducir también uno para bicicletas. En cualquier caso, Manolo Gomicia remarca que todo está en estudio, por lo que de momento no se ha llegado a mayor concreción, aunque reitera que “todos estamos de acuerdo en que debe priorizarse a los peatones”. También se ha pasado una encuesta para que los vecinos y comerciantes apunten propuestas.

El edil avanza que el próximo miércoles tiene previsto mantener una reunión con la Universitat Politècnica de cara a determinar qué cuestiones se pueden añadir en el proyecto en lo que se refiere a Smart City, pues se quiere que la reforma de la calle Entenza sea referente en este sentido.

Piden una nueva conexión desde el puente Rafael Terol a Isabel La Católica

Por otra parte, en el escrito presentado en el Ayuntamiento por la asociación de vecinos Ensanche-Benisaidó remarcan el hecho de que por la calle Entenza pasan cada día 18.000 vehículos, “por tanto, el objetivo de rebajar tal cantidad de tráfico debe ser prioritario y pasa por conectar la entrada por el puente Rafael Terol, desde la subida del colegio La Salle, hasta el cruce de la calle Isabel La Católica”.

Con ello, lo que piden es que se acelere el proyecto para urbanizar dicha zona pero “descartando el proyecto de bulevar del Partido Popular. Con esta nueva entrada a la ciudad se facilitaría el acceso a los vecinos de los barrios de Santa Rosa y Batoi, quedando normalizada la situación del tráfico para todo Alcoy”. Desde el gobierno municipal han apuntado en varias ocasiones que una conexión por esa zona es necesaria, si bien desde el primer momento han descartado la que planteó el PP y no se dispone de nuevo proyecto.