Actualizado:
03 diciembre 2016
13:13

Un protocolo fijará los requisitos para poder reabrir los surtidores

La Conselleria de Sanidad lo remitirá al Ayuntamiento y se conocerá la viabilidad e inversión
Actualidad | 21-05-2016 | facebook yahoo twitter

El Ayuntamiento de Alcoy y la Conselleria de Sanidad trabajan de la mano para determinar si pueden reabrirse las fuentes y surtidores, que están sin funcionamiento desde hace años como medida de prevención de la legionela.

El alcalde, Toni Francés, explica que han mantenido una reunión con representantes de la Conselleria de Sanidad en la que se habló de inversiones y mejoras que debe realizar el Ayuntamiento de cara a ver si es posible que el agua vuelva a estar presente en las catorces fuentes públicas y surtidores de la ciudad, que están prácticamente cerradas desde el año 1999, con alguna apertura puntual en 2001 y en 2008 para volver a cerrarse. Ahora, el hecho de que en tres años no se haya registrado un brote de legionela, comporta que el Consistorio empiece a plantearse actuaciones.

Ahora, Francés remarca que están a la espera de que la Conselleria de Sanidad remita el apuntado protocolo con las acciones a realizar, tanto en la red como en el propio funcionamiento de las fuentes y surtidores de cara a que puedan ponerse en marcha con total seguridad. Confía en que antes del verano el Ayuntamiento ya disponga del citado protocolo, si bien avanza que en caso de que fuera posible la reapertura de alguna de las instalaciones sería ya tras el verano, pues el calor es la época más conflictiva. Además, se reabrirían aquellas instalaciones en que fuera posible y en los meses menos críticos.

Una vez Conselleria remita el protocolo se sabrá las medidas a llevar a cabo en la red e instalaciones y los costes que tendrá que asumir el Ayuntamiento, por lo que también su coste será determinante de cara al futuro de estas instalaciones.

El concejal de Medio Ambiente, Jordi Martínez, incide en que Alcoy lleva años sin ser ZAE (Zona de Actuación Especial) en cuanto a prevención de la legionela, si bien se mantienen las estrictas medidas impuestas para esas zonas especiales. Considera que ha llegado el momento de abordar este tema, reabrir si es posible o buscar otros usos a los surtidores, como podrían ser jardineras.