Actualizado:
09 diciembre 2016
16:54

Una campaña limpia para explicar y proponer. TOÑI SERNA. Coordinadora del Comité Electoral Provincial del PSPV-PSOE en Alicante y Diputada Autonómica.

Multidifusion | 12-05-2016 | facebook yahoo twitter

Lo que muchas personas en diferentes ámbitos políticos, sociales y mediáticos calificaban como “lo inevitable” ha llegado. Me refiero, como no, a las nuevas elecciones generales. Debates, monólogos, mesas redondas, conferencias, y un sinfín de escenografías nos iban introduciendo en un cronómetro de cuenta atrás hacia un final que algunos hemos lamentado y otros, muy al contrario, han celebrado.

No voy a entrar a día de hoy en las razones por las que personas como yo hubiéramos preferido no tener que concurrir a nuevas elecciones, y por qué otras las anhelaban en su estrategia, aunque lo negaran siempre que tenían ocasión.

De lo que estoy muy segura es de que vivir una convocatoria electoral únicamente con el sentimiento de ser el resultado de un fracaso de los representantes políticos o del propio voto de la ciudadanía, no es sano democráticamente, ni siquiera es justo. Las sociedades, históricamente, avanzan proyectando sus intenciones y voluntades en los modelos políticos que eligen y esa es la manera de configurar la realidad social. Así que si para avanzar hemos de volver a generar nuestra voluntad en unos comicios, lo hacemos, porque las sociedades están por encima de los partidos políticos y siempre procuro recordar que los políticos que nos representan no son extraterrestres.

Desde este punto de vista, tengo la certeza de que los socialistas vamos a estar más presentes que nunca. Nosotros no renunciamos nunca a dar gobernabilidad al presente, cueste lo que cueste, si con ello contribuimos a construir un futuro mejor. Lo repetimos hasta la saciedad: somos un partido con vocación de gobierno.

Es cierto que en este tablero político el escenario es más abierto; hay nuevos partidos políticos que reclaman la atención de los ciudadanos. Esto no es más que el juego de la democracia y la libertad de opción que da el poder elegir. No es ni mejor ni peor que a lo que parece estábamos acostumbrados, es distinto. De nuevo miremos hacia nuestra Comunitat donde esas opciones se han hecho realidad.

No obstante, nuestra misión no ha variado, y contamos con la energía e ideas precisas para trabajar y alcanzar un gobierno del cambio con un presidente socialista al frente. Salimos a ganar con la convicción de que es la coherencia, la actitud optimista, constructiva y responsable la que genera confianza y esperanza en la sociedad. Esto es la democracia representativa, no es una encuesta, ni una escenificación, ni una táctica más o menos llamativa.

Y lo haremos mediante una campaña cercana, al lado de la gente, como no puede ser de otra manera. Una campaña positiva, optimista y muy explicativa. Diremos a la gente que somos la opción para que en este país haya un verdadero gobierno del cambio. Lo necesitamos.

Y será también una campaña limpia, asentada en nuestros recursos más valiosos: los militantes y simpatizantes socialistas, y nuestras ideas. Ya hemos visto que el PP no está por la labor de llevar a cabo una campaña limpia, y de nuevo, se han empeñado en utilizar las instituciones públicas como herramienta electoral y como trampolín mediático de su cabeza de lista por Alicante, aprovechando su rol de ministro en funciones, y violando incluso el reglamento que regula los cometidos de un gobierno en funciones. El PP en la Diputación de Alicante no ha dudado en colocárnoslo en precampaña –después de desaparecer de nuevo de la provincia tras el 20D- de forma abrupta, autoritaria y desleal, con el intento de boicot a la política de coordinación entre instituciones de la Generalitat Valenciana. Ya lo hicieron, en la campaña anterior, montándole un set electoral en los jardines de la institución provincial justo el día de la Constitución, y como contraprogramación a los actos oficiales que presidía el president Ximo Puig. Otro acto desleal y vergonzoso pagado con dinero público.

Al PP responderemos ante este atropello. Eso sí le dedicaremos el tiempo justo. Mientras, nuestros candidatos y candidatas recorrerán con propuestas e ideas la provincia. Es lo que mejor sabemos hacer, explicar, proponer y gestionar para las personas.