Actualizado:
25 abril 2017
18:48

876 familias necesitaron ayuda el año pasado para comer

Cruz Roja atendió en 2016 un 37% más de personas
Actualidad | 26-03-2017 | facebook yahoo twitter

Un total de 876 familias necesitaron el año pasado ayuda para poder comer, para tener comida, y fueron atendidas por la Cruz Roja. Se trata de un dato preocupante y más teniendo en cuenta que supone un aumento del 37% respecto a 2015, cuando se situaron en las 639 familias atendidas para facilitarles alimentos, por lo que el año pasado la cifra aumentó en 237 familias.

Otro dato a tener en cuenta y que preocupa a los responsables de Cruz Roja es el hecho de que a lo largo del año pasado un total de 432 famillias tuvieron que acudir cada mes a recibir alimentos, pues su situación no mejoró en ninguno de ellos.

En lo que se refiere a este año, desde Cruz Roja señalan que desde enero y hasta mediados de marzo se han atendido a un total de 206 familias, y desde la entidad esperan que se dé una tendencia a la baja, ya que tienen algún indicador –como la no asistencia a talleres–que hace pensar que esos ciudadanos puedan tener trabajo.

Los datos sobre las familias atendidas el año pasado aparecen recogidos en la memoria de actividades presentada el pasado jueves, en la sede de Cruz Roja, en la que estuvieron presentes el presidente de la Asamblea, Juan Cortés, el vicepresidente, Luis Llorens, y el coordinador, Pablo Granados. Dentro del programa de Atención a Personas en Extrema Vulnerabilidad se atendieron también 69 casos para evitar la exclusión escolar, así como a 63 familias que estaban a punto de perder su vivienda y se les ha ayudado a pagar gastos pendientes con el fin de intentar paliar el problema que viven. Dentro de este programa se realizaron hasta 3.295 intervenciones, pues también se contabilizaron 943 casos de atención urgente para cubrir necesidades básicas, entre otras actuaciones.

Cabe apuntar que para pasar a formar parte de este programa los usuarios son evaluados por los Servicios Sociales del Ayuntamiento, que son quienes derivan a la Cruz Roja, si bien cuando una persona llega con hambre a la Cruz Roja se le facilita un kit de emergencia. Desde esta institución han dejado constancia en varias ocasiones del hecho de que además del apoyo prestado por diferentes organismos, las redes familiares son las que han soportado la situación de pobreza que viven muchas familias, y el problema se agrava cuando las personas que facilitan este sustento fallecen y aquellas que se encuentran en edad laboral no encuentran empleo.

La lucha contra la pobreza es una de las acciones que lleva a cabo Cruz Roja, que al igual que otros organismos, como Cáritas con el economato, están siendo determinantes para que muchas familias puedan comer. Con el traslado de la sede de Cruz Roja desde las dependencias en la estación de tren a un edificio rehabilitado en Rois de Corella, a finales del año pasado, se ha mejorado la prestación de diferentes servicios que facilitan a los ciudadanos.

El nostre ciutat