Actualizado:
24 octubre 2017
01:00

Actividades de verano para menores en riesgo de exclusión

Cinco escuelas de verano colaboran con el Ayuntamiento y de momento hay 98 preinscritos
Actualidad | 19-06-2017 | facebook yahoo twitter

La concejalía de Políticas Sociales afronta, un año más, la tarea de valorar las necesidades de verano de niños que sufren riesgo de exclusión social, y que forman parte de familias en las que intervienen tanto las unidades de servicios sociales como el SEAFI (Servicio integral de atención a la familia y la infancia). Desde el Ayuntamiento se trabaja con cinco escuelas de verano en distintas áreas de Alcoy para evitar desplazamientos y favorecer un modelo integrador.

Según informan desde el Ayuntamiento, las escuelas de verano de Salesianos Juan XXIII, Miguel Hernández, Carmelitas, Horta Major y la Sociedad Protectora de Animales y Plantas colaboran con el Consistorio y de momento ya han realizado la preinscripción 98 menores que podrán beneficiarse este año de una iniciativa subvencionada por la Conselleria y con una aportación municipal de 5.000 euros, para cubrir los gastos a los que no se llegue desde la administración autonómica. Las edades de los niños preinscritos van de los tres a los 17 años. servicio de comedor.

La concejala del área, Aroa Mira, explica que “este año ya es el tercero en el que desde la Conselleria de Políticas Inclusivas sacan una línea de subvenciones para escuelas de verano con niños en riesgo de exclusión. Nosotros, como Ayuntamiento, siempre hemos pensado que esos niños debían estar en escuelas de verano como el resto. Son escuelas donde se realizan diferentes actividades y tienen servicio de comedor, ya que el pilar más importante de este proyecto es que todos los niños puedan tener la comida incluida”.

La edil explica que “nosotros, como Ayuntamiento, mostramos el agradecimiento a las escuelas que se han sumado desde siempre a este proyecto, pues sabemos de las dificultades de estos 98 niños. Detrás hay un equipo humano que ha hecho posible que puedan participar y, sobre todo, queremos dar las gracias a los técnicos y responsables de las escuelas de verano, que nunca ponen ninguna traba para que los niños puedan disfrutar de las actividades que vayan a realizarse. Espero que todo el mundo disfrute y que tengan esa armonía de poder estar con sus compañeros y amigos. Finalmente, quiero agradecer también a todos los técnicos del departamento la tarea que han hecho”, apunta Aroa Mira.

El nostre ciutat