Actualizado:
18 diciembre 2017
16:00

Adjudicadas las obras para reparar la ladera de La Beniata

Se derrumbó a finales de enero y desde entonces está inutilizado parte de un carril
Actualidad | 11-05-2017 | facebook yahoo twitter

El Ayuntamiento ha adjudicado las obras de reparación de la ladera de La Beniata, que sufrió un desprendimiento en enero y desde entonces permanece inutilizado parte de un carril para el tráfico rodado. La junta de gobierno municipal ha resuelto ya este trámite y las obras de estabilización de la parte de la ladera que sufrió el desprendimiento supondrá una inversión de algo más de 39.000 euros, a cargo de las arcas municipales.

El concejal de Territorio, Manolo Gomicia, explica que una vez adjudicadas las obras, el inicio de la actuación no se demorará, y remarcó que “la intervención durará unas tres semanas, pues no se trata de un problema grave, sino de una intervención para estabilizar la ladera”.

El Ayuntamiento solicitó ofertas a tres empresas y solo una la presentó, resultando la adjudicataria. Gomicia explica que se trata de una firma de Granada, especializada en este tipo de actuaciones.

Cabe recordar que en octubre del año pasado La Beniata pasó a tener doble sentido para el tráfico rodado, con el fin de paliar los problemas que presentaba el cierre del puente Fernando Reig. Y así estuvo funcionando hasta que en enero se derrumbó parte de la ladera, como consecuencia del temporal de lluvia, viento y nieve que se vivió en Alcoy en ese momento, y se inutilizó parte de un carril. Esto obligó a disponer un semáforo en la parte baja de La Beniata con el fin de regular el tráfico y poder seguir manteniendo el doble sentido.

El edil de Territorio avanza que una vez se lleven a cabo las obras de consolidación de la ladera se podrá reabrir el carril y con ello el tráfico en los dos sentidos sin intermitencia, a la espera de que se lleven a cabo las obras en el puente Fernando Reig, algo que de momento va para largo, pues durarán 13 meses desde su inicio, y aún no han empezado.

El nostre ciutat