Actualizado:
21 octubre 2017
12:42

Alcoy aguanta rachas de hasta 91 kilómetros/hora

Se registraron en la mañana del domingo, si bien no hubo incidencias importantes
Actualidad | 07-02-2017 | facebook yahoo twitter

El viento volvió a estar presente, de manera importante, el pasado fin de semana, especialmente el domingo, cuando en Alcoy se alcanzaron rachas de hasta 91 kilómetros por hora. A pesar de esto, la ciudad resistió y fueron pocos los problemas que se presentaron, tal y como apunta el concejal de Seguridad, Raül Llopis.

En cuanto a servicios prestados en Alcoy por los bomberos, desde el parque de La Muntanya explican que fueron tres las salidas que realizaron a consecuencia del fuerte viento. Así, acudieron a retirar varias tejas que estaban a punto de desprenderse de un edificio de la calle Entenza, procedieron a un saneamiento en la Plaça de Dins por una chimenea, y a punto de caer estaba una persiana en la calle Castro del Río, por lo que los bomberos la retiraron. Además, la caída de vallas y de carteles fue una constante durante el domingo, al parecer sin mayor trascendencia.

El edil de Seguridad explica que a lo largo del domingo se estuvo informando, a través de las redes sociales, de la situación del viento, ya que el Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat estableció para el domingo situación de preemergencia por viento, nivel naranja, en el interior de Alicante y en el litoral norte. Raül Llopis señala que a través de las redes sociales se pidió mucha precaución en las zonas deportivas y lúdicas, entre otras, como también se alertaba de que había peligro de incendios forestales.

Caída de árboles en el trayecto del tren

Donde sí se presentaron problemas fue en la línea de tren entre Alcoy y Xàtiva, puesto que a lo largo del fin de semana se dieron varias interrupciones puntuales del servicio, por la caída de árboles sobre la vía que impedían la circulación. Según la información facilitada, a los pasajeros afectados se les dio servicio a través de transporte por carretera.

Según informan desde Renfe, en lo que llevamos de este año han sido siete los días en que se han presentado problemas en el servicio de tren por la caída de árboles sobre la zona de la vía. La nieve, el viento y la lluvia están provocando estragos en los árboles en diferentes puntos de estas comarcas y también en el trayecto del tren, pues han sido varios los que han caído provocando problemas y cortes en el servicio ferroviario.

Lluvia y granizo

Según la información facilitada desde el Ayuntamiento de Alcoy –en base a los datos de la Agencia Estatal de Meteorología–, fue sobre las 11,20 horas del domingo cuando se alcanzaron rachas de 91 kilómetros por hora. A lo largo del día fue variando la intensidad, si bien en varias ocasiones se superaron las rachas de 60 kilómetros por hora. Además, el viento estuvo acompañado de lluvia, granizo e incluso llegaron a caer algunos copos de nieve en los puntos más altos y montañosos del término municipal, que dieron paso al sol para volver a cubrirse los cielos, descendiendo la temperatura.

Ante este episodio de vientos, la Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias reforzó en un 64,3% la sala del teléfono 112 de la Comunitat Valenciana para dar respuesta a todas las llamadas relacionadas con este episodio y el resto de emergencias que se produjeron durante el domingo. El pico más alto de llamadas al 112 se produjo a las once de la mañana, con 966 de diferentes puntos de la Comunitat, una franja horaria que coincidió con el paso de un frente en dirección al litoral con rachas de fuerte viento, lluvia, granizo y actividad eléctrica en algunas zonas.

Recordar que en enero, tras la nevada, un temporal de viento afectó a Alcoy, que dejó efectos muy negativos. Según los datos facilitados en ese momento, tras las inclemencias se rompieron 145 árboles y se produjeron importantes desprendimientos en La Beniata y a espaldas de Bisbe Orberá, estimándose que el temporal dejó daños valorados en millón y medio de euros.

El nostre ciutat