Actualizado:
27 julio 2017
18:01

Alcoy estrena temporada de baño con éxito por el extremo calor

Las piscinas están abiertas de lunes a domingo desde las 10 hasta las 20 horas
Actualidad | 27-06-2017 | facebook yahoo twitter

El extremo calor de los últimos días ha animado los primeros compases de la temporada de baño en la ciudad. Así, las tres instalaciones municipales –la piscina municipal José Trenzano Alós, la piscina Juan Agudo Garat, más conocida como la de Caramanxel, y la de Batoi– han registrado una gran afluencia de usuarios desde el pasado jueves, cuando se abrieron al público las dos últimas, coincidiendo precisamente con la ola de calor que ha afectado a todo el país en la última semana.

Ya la piscina José Trenzano, ‘la municipal’ por excelencia, que fue la primera en ponerse en marcha, el pasado día 15, contabilizó numerosos usuarios durante las primeras horas de funcionamiento, tal y como informó el Ayuntamiento. En el caso de las otras dos instalaciones, según han indicado responsables de atención al público, el pasado fin de semana “fue una locura, aquí no cabían”, asegura el vendedor de entradas de la piscina de Caramanxel.

Esta instalación, ubicada en pleno corazón de la Zona Norte, funciona como “una piscina de barrio”, afirma el operario, “la gente va y viene, se va a comer a casa, luego por la tarde vuelve... Hay un ambiente muy familiar: de abuelos con nietos, el fin de semana vienen los padres con sus hijos...”, comenta.

Un ambiente similar ofrece la piscina de Batoi, que también ha recibido una gran afluencia de visitantes desde que fue puesta en funcionamiento, el pasado jueves. “Está apretando mucho el calor estos días y eso se nota, si normalmente acceden a la piscina sobre un centenar de personas, como mucho, ahora tenemos una media de 150, sobre todo el fin de semana, aunque también mucha gente prefiere marcharse a la playa, como en agosto, que baja un montón el número de usuarios”, explica la persona que hay al cargo de la piscina de Batoi.

Estos trabajadores, al igual que los socorristas, son quienes reciben principalmente las quejas de los vecinos, como también las sugerencias, opiniones que después sirven al Ayuntamiento para mejorar año tras año. Gracias a esto, en los últimos años se han introducido mejoras en las instalaciones que han ayudado a incrementar las cifras de usuarios, como destaca el concejal de Deportes, Alberto Belda. “Las inversiones para mejorar las piscinas municipales, unido a las nuevas tarifas y la implantación de bonos que creamos en su día, ha producido un considerable aumento de usuarios respecto a épocas pasadas”, afirma el edil.

En cuanto a la opinión de los bañistas sobre las instalaciones visitadas, entre las mejores valoradas se encuentra la piscina de Caramanxel, donde los usuarios habituales aseguran sentirse como en casa. “Se está en la gloria, y más hoy que corre el aire”, comenta una pareja mientras leen plácidamente unas revistas bajo la sombra de uno de los cenadores instalados recientemente. “Alguno más faltaría”, reclama otro de los usuarios.

La falta de sombra es también motivo de queja en la piscina de Batoi. “Aquí hay quien quiere más sombra, pero también más sol, y lo que ocurre es que el espacio está muy limitado y da para lo que da”, comenta el encargado de esta instalación.

El horario de las piscinas es de lunes a domingo, de 10 a 20 horas, y la venta de abonos de temporada se lleva a cabo en las oficinas del Centro de Deportes, ubicadas en el Complejo Deportivo Municipal Eduardo Latorre (Matadero). El resto de entradas, en sus distintas modalidades, se pueden adquirir directamente en las piscinas municipales.

El nostre ciutat