Actualitzat:
22 setembre 2018
19:00

Alcoy llegará al Juzgado para reclamar el edificio de Al-Azraq

La edil Lorena Zamorano sale al paso de las críticas de Guanyar Alcoi y valora la permuta
Actualidad | 14-05-2018 | facebook yahoo twitter
- Idioma de l'article:
.

El Ayuntamiento de Alcoy llegará al Juzgado para reclamar la titularidad del edificio de los antiguos juzgados, en la plaza Al-Azraq, al no haber un acuerdo con la Generalitat Valenciana para la reversión.

Cabe recordar que tres edificios de propiedad autonómica pasarán a ser de titularidad municipal para compensar la inversión que el Ayuntamiento realizó en el Palacio de Justicia ubicado en la Mare de Déu, a la vez que el Consistorio reclama el inmueble de los antiguos juzgados de Al-Azraq, que han quedado fuera de la negociación pues consideran que al dejar de tener uso judicial deben revertir en la ciudad, algo que la Generalitat no acepta. El Consistorio cedió en 1976 ese suelo al Ministerio de Justicia para construir el Juzgado. Hace unos meses el gobierno municipal recordó que una clausula apuntaba que si pasados 30 años no se utilizaba para este fin judicial volvería a manos municipales.

LAS PERMUTAS

La concejala de Régimen Jurídico, Lorena Zamorano, ha salido al paso de las declaraciones de la portavoz de Guanyar Alcoi, Estefania Blanes, quien ha calificado de “estafa” la permuta, al fijarse el precio por el coste de la rehabilitación sin que haya compensación para el edificio.

La concejala del gobierno señala que “la permuta como todos saben es intercambiar un bien por otro de similar valor. Que nadie crea que puede ser decisión del Ayuntamiento derrochar los recursos públicos como denuncia Guanyar, porque ni está en el ADN de este gobierno y así lo hemos demostrado sobradamente, ni por supuesto los servicios de intervención y jurídicos lo permitirían”, afirma la concejala.

Tal como explica Lorena Zamorano, “este acuerdo se ha tomado basándose en tasaciones hechas por las dos partes, Generalitat y Ayuntamiento, sobre los mismos bienes, y han coincidido en las valoraciones. Acusar de estafa el acuerdo obtenido, implica despreciar el trabajo que técnicos de esta casa y de la Generalitat han desarrollado con total imparcialidad, como siempre. Decir en prensa que se ha calificado la permuta de estafa, son declaraciones factibles de ser consideradas una calumnia. Porque estafar es un delito, pero como siempre Guanyar lo hace sin aportar ningún documento. Del mismo modo, alguien podría considerar que estafar a los ciudadanos es dedicarse a hacer demagogia sin aportar ninguna solución alternativa, estafar también podría ser decir que otros partidos han actuado ilícitamente pero no llevar nunca a nadie ante la justicia, todo depende de cómo se mire”. Con el convenio firmado la actuación es completamente legal, aún así invitamos a quien crea que hay alguna irregularidad a hacer una denuncia y demostrarlo en los tribunales”.

El nostre ciutat