Actualizado:
23 octubre 2017
16:30

Alcoy reabre surtidores y rebaja el cloro en la red

Se rebaja el estricto protocolo contra la legionala
Actualidad | 17-12-2016 | facebook yahoo twitter

La ciudad de Alcoy camina hacia la normalidad después de años inmersa en un estricto protocolo de prevención de la legionela, tras los repetidos brotes con centenares de afectados, y empieza a aplicarse una rebaja del cloro en la red pública de agua, como también a partir de la próxima semana empezarán a reabrirse fuentes ornamentales y surtidores, que se cerraron en 1999 y sólo se han reabierto de forma puntual en los años 2001 y 2008.

Como ya ha venido informando este periódico, el Ayuntamiento y la Conselleria han estado negociando una rebaja de las exigencias, es decir, ir normalizando los controles a lo que fija la norma general y no al estricto protocolo que se mantenía desde que Alcoy fue declarado Zona de Actuación Especial (ZAE), “a pesar de que hace tiempo que la legionela no es un problema, pues estamos por debajo del número de casos de cualquier otra ciudad y de la media de la Comunitat Valenciana”. Así lo explicó ayer el alcalde, Toni Francés, quien apuntó que “Alcoy empieza a dar pasos para recuperar la normalidad”, y dejó constancia de que durante años la ciudad “ha cargado con el estigma” de la legionela, lo que ha comportado tener que adaptar la ciudad a todo aquello necesario para actuar contra un problema que incide en la salud. Pero ahora, y después de todo lo que se ha realizado “Alcoy es la ciudad mejor preparada, con más capacidad de respuesta, donde más y mejor se controla la legionela, y la más segura en este aspecto por la capacidad de reacción”.

Rebaja del cloro

En lo que se refiere al cloro del agua de la red pública, el alcalde explicó que se rebaja de 1’2 ppm a 1 ppm –que oscilará entre 0’8 y 1 ppm en función del tramo–, “buscando parámetros de normalidad y lo que recomienda la Organización Mundial de la Salud”. En cuanto a las fuentes ornamentales y surtidores, el alcalde explicó que “desde hoy ya no hay protocolo, y lo que va a aplicarse es la legislación en materia de prevención de legionela igual que en cualquier otra ciudad”. Francés dejó constancia de que “damos un paso importante, y seguimos trabajando para poder aplicar otras medidas”, incidiendo en que “esto no implica que nos relajemos, ni que se incremente el riesgo, sino que podemos ir recuperando la normalidad”.

Asfalto, baldeo y refrigeración

El concejal de Medio Ambiente, Jordi Martínez, añadió que se sigue trabajando con la Conselleria en el tema del protocolo para el asfaltado y el baldeo de las calles con máquinas. Hay que tener en cuenta que desde hace años en Alcoy se asfalta sólo con unas máquinas acondicionadas para enfriar el agua, una situación que encarece los trabajos, mientras que de cara al nuevo pliego de condiciones para adjudicar la limpieza viaria se quiere introducir que vuelvan a baldearse las calles con máquinas, que dan mejor resultado. Martínez explicó que las negociaciones van encaminadas a que esta ciudad tenga que cumplir las mismas exigencias que cualquier otra, pero no más.

En cuanto a los aparatos de climatización de riesgo, muchos de ellos en industrias, se apuntó que siguen los controles que fija la Conselleria y en numerosas ocasiones se ha destacado lo estrictos que son.

El nostre ciutat