Actualizado:
17 agosto 2017
13:41

Alcoy y la memoria del sabor

La Gruta viaja a nuestro origen gastronómico durante el mes de febrero
Actualidad | 13-02-2017 | facebook yahoo twitter

“Somos ricos gastronómicamente, solo nos hace falta un buen impulso”. Esta es la mentalidad en la que se ha basado Pepe Alcaraz, el gerente del restaurante, para llevar a cabo la segunda edición de unas Jornadas Gastronómicas en las que se pretende recuperar recetas de la época “álgida” de la gastronomía alcoyana a través de “tapas que nos identifican en este sector”.

Tras un gran trabajo de documentación, 362 son el total de recetas que ha conseguido recopilar Pepe a través de explicaciones con todo detalle de familiares directos de los gerentes de bares y restaurantes más emblemáticos de Alcoy durante los siglos XIX y XX. De todas estas, 28 han sido las elegidas para las jornadas de este año 2017. A demás de las tapas, cada semana se ofrecen a elegir 3 platos típicos con la ‘Olleta’ como estandarte.

La base del proyecto, según afirma Pepe, se encuentra en “la fidelidad del cocinar para mantener sabores que nos transporten a una época donde el trabajo de la cocina tenía más importancia que las horas que le dedicabas”, y para ello, es necesario utilizar el mismo “trabajo de cocción que utilizaban los pioneros de las tapas alcoyanas”.

La ‘sang en ceba’ y las ‘carxofes rebossades’ del Torrero, la ‘tarta de taronja’ y las ‘croquetes de merlusa i taronja’ de la Venta el Pilar, la masa de rebozar del Tropical o el helado de turrón de la Granja Cecilia, son algunos de los platos e ingredientes que La Gruta recreará para activar nuestra “memoria del sabor”.

Durante la comida, los camareros explicarán cada uno de los platos y tapas servidos haciendo referencia a su elaboración, ubicación y época del bar o restaurante que lo elaboraba; y el porqué ha sido elegido. Pepe ha querido destacar que se trata de una “experiencia única, ya que permite recuperar las tapas alcoyanas más puras, recreadas de la forma más fiel, en una sociedad en la que se ha perdido la sana costumbre de comer lo nuestro y que cada vez está más olvidado debido al tiempo que supone elaborarlo y a la tendencia actual de querer promover la cocina de innovación” y ha querido “agradecer a todo el equipo el trabajo de esfuerzo y colaboración que han hecho que sea posible”.

El nostre ciutat