Actualizado:
21 noviembre 2017
19:00

Año Alcodiam: Los buenos resultados disparan las expectativas

Con la edición de hoy de El Nostre, gratis el póster del PAS Alcoy
Deportes | 28-10-2017 | facebook yahoo twitter

Muy lejos en el tiempo queda aquel 23 de mayo de 2004. Esa primaveral mañana de domingo el Patín Alcodiam despedía una histórica temporada con un contundente 7-0 al Areces. David Ros firmó un triplete –terminó con 42 goles aquel curso–, dos Pol Carulla y uno Aleix Casas y Jaume Altarriba. Aquel día los azulgrana reescribieron su historia y se abrieron hueco en la mejor liga de hockey sobre patines del mundo.

Catorce temporadas después de aquel primer ascenso, el Alcodiam sigue siendo la inspiración y el ejemplo de aquellos clubes alejados de Cataluña que buscan llegar a la OK Liga, con doce campañas en esta competición, cuatro participaciones en Europa, con una presencia en la Final Four de la Copa CERS, además de jugar varias veces la Copa del Rey, que reúne a los ocho mejores de la liga.

En el curso que acaba de empezar, intentará el más difícil todavía. Subsistir sin patrocinador principal. Precisamente uno de los secretos del éxito del Patín Alcodiam hay que buscarlo en el papel que jugó el espónsor en esta travesía por la mejor liga del mundo.Con el fallecimiento en septiembre de 2016 de Lionel Grau, mecenas y presidente de honor, se inició un progresivo distanciamiento de la familia con el club, culminado a finales de la última temporada con el anuncio de romper esa relación tras casi cinco décadas. El buen sabor de boca con la que se cerró la primera temporada de Sergi Punset al frente del equipo, se ha visto reforzada con una pretemporada para tener muy en cuenta tras alcanzar la Final a 4 de la Copa Catalana y el espectacular estreno en casa contra el Voltregà, con un 6-2 que dejó con la boca abierta a más de un aficionado por el despliegue de los azulgrana. Un arranque que invita al optimismo con un equipo que ha olvidado rápido algunas bajas y está transmitiendo buenas sensaciones con esa mezcla de juventud y experiencia.

El nostre ciutat