Actualizado:
20 agosto 2017
20:43

Cocentaina aprueba las cuentas generales de 2015

Arrojan un remanente positivo de tesorería de más de dos millones
Comarca | 08-01-2017 | facebook yahoo twitter

El El pleno extraordinario del Ayuntamiento de Cocentaina del pasado 29 de diciembre respaldó la aprobación inicial de las cuentas generales del ejercicio del pasado año 2015 que arrojó un remanente positivo de tesorería de más de dos millones de euros.

La propuesta salió adelante con el voto favorable del Partido Socialista, Col·lectiu 03820-Compromís y Guanyar Cocentaina mientras que el Partido Popular y también Ciudadanos votaron en contra. Tanto los populares como la formación naranja, a través de sus portavoces José Luís Vicedo y Rafael Montava, destacaron que las citadas cuentas generales deberían haberse aprobado antes del 31 de octubre y acusaron al Ejecutivo Municipal socialista “de mala planificación e ir a salto de mata”, apuntaron.

Votos favorables

Por su parte desde Guanyar Cocentaina y el Col·lectiu 03820 – Compromís hicieron referencia a la urgencia de aprobar las cuentas generales y presentarlas a tiempo a la Sindicatura de Comptes para poder recibir dos subvenciones pendientes de la Generalitat Valenciana, dotadas con 12.000 y 10.000 euros cada una, para la promoción del valenciano y el comercio, respectivamente.

Desde el Equipo de Gobierno contestano han respondido también al PP, que en un comunicado decía que muchos proyectos del Consistorio cuentan con informes negativos por parte del departamento de intervención, aclarando que estos se deben a que Cocentaina, al igual que otros ayuntamientos; asumen competencias que no son propias de la administración local “son, entre otros, asuntos relacionados con la dependencia, el programa Xarxa Llibres o talleres de ocupación. Servicios básicos necesarios para la ciudadanía”, añaden.

Señalar que tras esta aprobación hay un plazo de exposición pública de las cuentas generales de 2015 a la espera de su aprobación definitiva en una próxima sesión plenaria.

El nostre ciutat