Actualizado:
19 noviembre 2017
16:20

Con actitud solo no se gana

El Deportivo necesitará algo más para revertir la actual dinámica negativa de resultados y derrotar mañana al Ebro en su casa
Deportes | 09-09-2017 | facebook yahoo twitter

¿Aptitud o actitud? Está claro que ante el Cornellà no hubo ni una cosa ni otra, de ahí el calentón de David Torres tras el partido poniendo a Toni Aparicio en el centro de la diana de sus envenenados dardos al juego del equipo.

El miércoles, en Copa, la actitud del Deportivo fue otra. Nada que ver con lo que sucedió en el derbi contra el Hércules y, de manera especial, frente al Cornellà, partidos en los que se tiró por la borda el primer cuarto y el equipo no reaccionó hasta que se vio con un gol en contra. “Del miércoles, me quedo con la actitud del equipo. Estuvimos fenomenal en lucha y trabajo”, aseguró ayer Toni Aparicio.

Sin embargo, ¿y en cuanto a aptitud? Está claro que este Alcoyano es un equipo aún en construcción. Gato y López Silva se lesionaron en pretemporada y hasta el derbi el de Enguera no pudo empezar a contar con ellos. Omgba fichó la semana del partido frente al Hércules, Cubero se marchó diez días a su país en el tramo final de la pretemporada y aún no ha sido títular, Galas y Lado llegaron cedidos la misma semana de comenzar la liga y Roberto Alarcón lleva dos semanas lesionado.

Son demasiados condicionantes como para exigirle a Aparicio que juegue como los ángeles y gane todo los partidos. Pero el técnico sabe que el fútbol son resultados. “Con 30 años, estaría preocupado. Ahora solo pienso en trabajar. Soy el mismo que tras ganar al Llagostera cuando decían que éramos los mejores. El fútbol son aciertos y errores y al final lo que cuenta es el resultado”, confesaba.

Ante el Ebro, Aparicio necesitará algo más que actitud y mejorar en aptitud. Gato ya jugó sus primeros minutos como titular de la temporada, López Silva cada vez está más adaptado a la dinámica del equipo, Omgba se ha hecho con la titularidad, lo mismo que Galas, y solo falta que Cubero levante el vuelo y se adapte a las exigencias del fútbol de Segunda B.

Perder mañana (12 horas) sería peligroso porque el Alcoyano se quedaría en tierra de nadie con cuatro puntos de doce posibles. “Hay que coger la parte positiva. Tengo pena confianza en el grupo. No será fácil porque es un equipo complicado en su campo. He visto a los jugadores con moral y ganas de hacer un buen partido”.

“Los grandes no pueden estar mucho tiempo sin ganar”

Emilio Larraz, técnico del Ebro, tiene claro que enfrente tendrá a un rival herido. Según aseguró ayer “el Alcoyano es un club exigente y los equipos grandes no pueden estar mucho tiempo perdiendo. A nosotros el triunfo en Llagostera nos tranquiliza. Será un partido de máxima exigencia frente a un rival fuerte físicamente ante el que habrá que dar la cara”. El Ebro solo tendrá la baja del defensa Ubay. Uno de sus fichajes estrella ha sido el delantero Mainz procedente del Hércules. En el Deportivo siguen en el dique seco Tomás Ruso y Roberto Alarcón. Dos bajas a las que se suma Mariano.

En cambio, Navarro que acabó renqueando el miércoles, podrá vestirse de corto. Quien se ha reincorporado a los entrenamientos es el georgiano Lado tras jugar con su selección.

El nostre ciutat