Actualizado:
24 octubre 2017
01:00

Con honores de alcaldesa perpetua

El sábado se celebraron diferentes actos, como la ofrenda y la ‘Crida’, y la imagen llegó al Ayuntamiento
Actualidad | 19-09-2017 | facebook yahoo twitter

La víspera de la Romería estuvo marcada por la celebración de diferentes actos en honor a la patrona, la Verge dels Lliris. Por la mañana se celebraron pasacalles y por la tarde la eucaristía, en la parroquia de San Mauro y San Francisco y presidida por el Obispo Auxiliar de Valencia, Arturo Ros Murgadas; el traslado de la imagen desde allí y hasta la Plaza de España, donde se celebró la ofrenda; y la ‘crida’ a la Romería, unos actos que se cerraron con un espectacular castillo de fuegos artificiales.

La tormenta que descargó a primera hora de la tarde hizo temer por la celebración de estos actos, si bien a medida que fue pasando el tiempo dejó de llover y pudo celebrarse la festividad sin ningún problema, aunque sí se notó un ambiente más fresco.

Fueron muchos los particulares y entidades que se sumaron a la convocatoria, que estuvo acompañada por la música, escuchándose obras de Gonzalo Barrachina y Gregorio Casasempere, y también por los bailes del Grup de Danses Carrascal. La Verge dels Lliris estuvo arropada por los otros dos patronos de la ciudad, como son San Jorge y San Mauro, y como novedad lo estuvo también por el Jesuset del Miracle, patrón de la infancia alcoyana.

Con la ofrenda finalizada llegó el momento de la convocatoria a la Romería, una ‘crida’ que este año corrió a cargo de Paco Pascual Picó, quien hasta su jubilación trabajó en Radio Alcoy, amante de la lectura y de la naturaleza, y quien animó a los alcoyanos a subir a la Font Roja. El Himno de la Coronación y los fuegos artificiales culminaron la fiesta en la calle.

EN EL AYUNTAMIENTO

Finalizados estos actos llegó el momento de trasladar, con todos los honores, a la patrona al Ayuntamiento, donde la imagen pasó la noche a la espera de la Romería. Habitualmente lo hace en la parroquia de Santa María si bien este año, coincidiendo con el 50 aniversario de su proclamación como alcaldesa perpetua de Alcoy, lo ha hecho en el zaguán del Ayuntamiento, lo que ha contado con las críticas de Guanyar Alcoi.

El alcalde, Toni Francés, tomó la palabra para indicar que “con estima y respeto la acogemos en su casa” y que “abrimos los brazos a nuestra Virgen”, mientras que la presidenta de la Archicofradía de la Virgen de los Lirios, Maite Pinilla, remarcó que “la Virgen es la alcaldesa de todos los alcoyanos, vela por nuestra ciudad y por todos nosotros, y debemos corresponderle con nuestro amor”. El consiliario de la Archicofradía, José Luis Llopis, también destacó que la patrona “es la alcaldesa que vela por todos nosotros”, y animó a los alcoyanos a sumarse a la Romería. Tanto José Luis Llopis como Maite Pinilla mostraron su agradecimiento al Ayuntamiento.

El nostre ciutat