Actualizado:
21 octubre 2017
20:01

Conselleria asegura ser "consciente" de la necesidad de revisar la ratio en los geriátricos

Las trabajadoras de la residencia del Preventorio han denunciado la falta de personal
Actualidad | 07-10-2017 | facebook yahoo twitter

Las auxiliares del geriátrico del Preventorio que han decidido movilizarse por la falta de personal que acusa el centro afirman que “reivindicamos las necesidades del anciano y no las nuestras”, apuntando que las condiciones para el residente por esta falta de personal, no son las adecuadas: “Estamos acabando de asear a las 13 horas y esto para nosotras es deplorable, nos sentimos mal porque no podemos llegar a tanto, por las mañanas damos el desayuno a gente encamada que está de pipí hasta los topes, yo no quiero ver a mis padres en esas condiciones ni a mí misma, un anciano no se merece esto”.

Cabe recordar que la residencia de la tercera edad Mariola-La Asunción alberga 60 pacientes, de los cuales alrededor del 90% están considerados suprasistidos (esto es, con un nivel de dependencia elevado) y “solamente somos cinco auxiliares para atenderlos”, denuncian las empleadas.

Conselleria afirma que se cumple la ratio del anterior gobierno

Este periódico se ha puesto en contacto con la administración competente y ha valorado la situación de la siguiente forma: “La residencia Mariola La Asunción-Preventorio de Alcoy cumple la ratio establecida por el antiguo gobierno, en todo caso desde el actual equipo de la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas se es consciente de la necesidad de revisar las ratios del sistema residencial valenciano. En este sentido, el mes pasado desde la Dirección General de Servicios Sociales y Personas en Situación de Dependencia se ha abierto un proceso participativo para caminar hacia un nuevo modelo”.

En este proceso de cambio, desde Conselleria afirman que, “queremos contar con la colaboración y participación de todas las partes implicadas, profesionales, usuarios, familias, colectivos representativos y entidades del sector”, porque el nuevo modelo residencial para las personas mayores “tenemos que hacerlo entre todas y todos”, hacen hincapié.

El nostre ciutat