Actualizado:
23 mayo 2018
20:22

Cristóbal Ahiló, ganador del concurso de cartel de fiestas de Banyeres

El premio de artistas locales es para la banyerense Laura Belda
Comarca | 23-01-2018 | facebook yahoo twitter

El cartel titulado ‘Lluitant’ obra de Cristóbal Aguiló Domínguez, ilustrador, diseñador gráfico y creativo residente en Cartagena, ha sido el ganador del concurso del cartel anunciador de las fiestas de moros y cristianos 2018 de Banyeres. El autor de la obra, que representa una lucha cuerpo a cuerpo entre San Jorge y el Dragón, recibirá la mención del premio y una dotación en metálico de 1.300 euros, y configurará, además del cartel, la portada de la revista-programa de las fiestas. El segundo galardón, reservado a artistas locales, ha sido para Laura Belda Vañó, premiado con 700 euros.

La adjudicación de los premios la hizo un jurado formado por el alcalde Josep Sempere y el presidente de la Comissió de Fiestas, Fernando Sempere, como representantes municipales; el ganador de la edición anterior, Vicent Ramón Pascual; artistas de reconocido prestigio y personal vinculado a Bellas Artes como Vicente Ferrero, escultor y miembro del Consell Valencià de Cultura, y los diseñadores Jorge Enrique Esteve y Mª Trinidad García; y, con voz pero sin voto, los representantes de los grupos municipales Sonia Beneyto, de Compromís, y Jorge Esteve, del Partido Popular; y el alcalde de fiestas, Ignacio Ferre. Actuó como Secretario el de la Comissió de Festes, Emilio Domenech.

El escultor Vicente Ferrero, miembro del jurado, subrayó que este año el nivel no había sido como el de otros años aunque concluyó que había estado bastante bien. Señaló que, tras estudiar las distintas obras presentadas –diecinueve en total- fueron seleccionadas tres entre las que al final estuvieron las dos ganadoras. Refirió que el jurado hizo una consideración especial respecto a la premiada en el apartado de artistas locales: “no funcionaba explícitamente como cartel pero se trata de una ilustración muy interesante. Es una obra de calidad que recuerda diseños de los años 40, con un sabor retro pero muy bien resuelta y dibujada, quizá para mirarla de cerca como una ilustración”.

Respecto a la pregunta sobre si está agotada la idea de crear un cartel novedoso dijo que el gran resto era expresar la fiesta de moros y cristianos sin los elementos y formas convencionales que siempre se utilizan. “Es ahí donde se encuentra la creatividad, la visión original. Los códigos tradicionales: la cruz, la media luna, el moro, el cristiano… son códigos que siempre se utilizan. Lo difícil es hablar de fiesta y que la gente entienda que se está hablando de ella sin utilizar esos convencionalismos. Aunque eso nos parezca difícil, raro o extraño, siempre hay un camino. Quizá resulte difícil y complicado pero siempre hay posibilidades”.

El nostre ciutat