Actualizado:
22 noviembre 2017
19:34

Cuando ganar no tiene edad

El Industrial se proclama campeón de España de clásicas con 65 años
Deportes | 16-10-2017 | facebook yahoo twitter

El industrial alcoyano José Vicente Andreu se ha proclamado por segundo año consecutivo Campeón de España de Motos Clásicas, Clase B con una Bultaco TSS 250. Andreu no ha tenido rival en su categoría ya que en ninguna de las cinco carreras de que constaba el campeonato se ha bajado del podio. Su dominio ha sido abrumador ya que consiguió la victoria en las tres primeras pruebas que tuvieron como escenario los circuitos Ricardo Tormo de Cheste, Navarra y Alcarrás.

Posteriormente en la cuarta cita del calendario disputada en el circuito mundialista de Motorland Aragón fue segundo y en la última carrera, disputada en Albacete, tras sufrir innumerables problemas mecánicos –rompió dos motores– en entrenamientos, salió a pista mermado y así y todo consiguió cruzar la meta en tercera posición. Andreu se mostraba satisfecho por el título, explicando que “es normal, pues a todos nos gusta ganar. Pero yo en ningún momento me he planteado las carreras como una lucha contra los demás, sino contra mí mismo. Participó para divertirme y para mi, solo el hecho de bajar en unas décimas de segundo mis tiempos en cualquier circuito ya es motivo de satisfacción. Cuando empecé en esto a una edad avanzada en ningún momento me plantee la posibilidad de ser campeón, sino que lo hice por divertirme y para hacer algo que me apetecía por mi afición”.

EN ACTIVO, A SUS 65 AÑOS

Con 65 años cumplidos, “en ningún momento me he planteado en dejar de correr. Es decir que seguiré disfrutando con mi Bultaco mientras el cuerpo aguante y yo me lo siga pasando bien en los circuitos”.

Independientemente de su faceta como piloto, este industrial es uno de los mayores coleccionistas de motos antiguas de Europa, ya que posee una colección de 274 motos, cuyos años de fabricación van desde 1919 hasta 1980. Esta colección ocupa 700 metros cuadrados en unas naves ubicadas en Cocentaina. No está abierta al público pero bajo cita previa, cualquier aficionado la puede visitar.

El nostre ciutat