Actualizado:
21 noviembre 2017
19:00

De la frustración al alivio

El Alcoyano trata de mirar al frente y centrarse en ganar esta tarde al Badalona, partido en el que Ribelles será baja
Deportes | 05-11-2017 | facebook yahoo twitter

Aliviado debió sentirse el viernes Galiana tras volver a los entrenamientos y después de digerir en el día de descanso el mal trago de la derrota en la Nova Creu Alta. “Hoy no quería entrenar, quería competir y así podernos quitar la zozobra de ese mal resultado. Como mínimo merecimos marcar algún gol y lograr el empate en la segunda parte”, reclamaba el técnico con otro semblante, lejos de la tensión que provocó la frustración por caer en la trampa del primer gol del Sabadell, aún a sabiendas que los jugadores estaban sobre aviso de que uno de sus puntos fuertes, por no decir el más importante, son las maniobras a balón parado de los arlequinados. “Hemos perdido la batalla, ahora toca aprender y levantarnos”, se resignaba.

Dentro del disgusto que ha supuesto la gran ocasión perdida –alcanzar el quinto puesto– coincidiendo con su mejor racha en la liga, al menos ni equipo ni cuerpo técnico deberá esperar una semana para sacarse la espina de encima y esta tarde (17 horas) tienen la oportunidad de revertir la situación frente al Badalona, un equipo que por regla general suele complicar mucho las cosas en sus visitas al Collao.

Galiana se marca un doble reto: mantener la senda ganadora tras romper la racha negativa en casa y sumar ante el Olot el pasado sábado la primera victoria como local, y acabar por primera vez esta temporada sin encajar un gol en el Collao. “Me gusta este reto y lo quiero”, indicó el murciano. Igual que como visitante ya lo ha conseguido en cuatro ocasiones –Llagostera, Ebro, Formentera y Elche–, en casa sigue siendo una asignatura pendiente y son ocho los goles encajados en seis partidos, una cifra excesiva para un equipo que aspira a estar entre los mejores.

Otro de los puntos de interés será ver cómo se maneja Galiana con la enfermería en mínimos que hace tiempo que no se veían y con jugadores como Cubero, Roberto Alarcón y Tomás Ruso ya disponibles, además de David Torres que se perdió el choque de la Nova Creu Alta por sanción. La baja para hoy de Ribelles por acumulación de tarjetas supone un importante contratiempo para el técnico por lo que aporta el ex del Levante B a nivel táctico.

Pau Bosch puede ser el candidato idóneo como se vio en el Martínez Valero donde el ex del Lleida completó posiblemente su mejor actuación como blanquiazul. Las otras alternativas que le quedan a Galiana son Lado o darle la titularidad a Cubero por primera vez desde que asumió el banquillo del equipo tras la destitución de Aparicio.

“Ahora mismo no lo tengo claro, quiero ver los que somos al final y entonces tomar una decisión”, trató de echar balones fuera, consciente de que enfrente habrá un rival que también viene alternando la defensa de cinco con el sistema clásico de cuatro atrás. Es baja segura el camerunés Omgba, en mitad de su recuperación, y el técnico tiene la duda de Mariano, que no viajó a Sabadell tras forzar la quinta amarilla en el descanso del partido de Olot y así disponer de unos días más para recuperar su maltrecho tobillo.

El nostre ciutat