Actualizado:
24 octubre 2017
01:00

Del Collao a la Premier

Marcos Abad cumple su segundo año como entrenador de porteros en Inglaterra
Deportes | 18-09-2017 | facebook yahoo twitter

Cuando tener un entrenador de porteros era un lujo solo al alcance de los clubes profesionales –y no de todos–, el Alcoyano incluyó en su organigrama un preparador a su primera plantilla en la temporada 2009/10 con Maestro y Dorronsoro como porteros. Los innovadores métodos de Marcos Abad, recién estrenado su carnet, chocaron en alguna que otra ocasión con el fuerte carácter de Maestro, buque insignia de aquel Deportivo y portero curtido en la vieja escuela. Aquellos recelos iniciales no apagaron el entusiasmo de Marcos Abad, que como meta no pudo alcanzar sus sueños de niño y ahora dice sentirse en una nube tras haber visto saciado de sobra aquellos anhelos de pequeño cuando imaginaba ser algún día profesional de la portería.

Dos años después de aquel estreno donde hubo de ganarse la confianza de muchos que desconfiaron de sus novedosos métodos de trabajo, José Bordalás le llamaba para formar parte del cuerpo técnico del Elche, responsabilizarse de la preparación de Willy Caballero –hoy en día en el Chelsea tras su paso por el Manchester City de Guardiola– y Jaime Jiménez –dejó el fútbol la pasada temporada en el Eibar–. En el Martínez Valero permaneció siete temporadas y en dos años pudo saborear las mieles de la Primera División. A comienzos de febrero pasado, el Middlesbrough de Aitor Karanka le llamaba para ser el encargado de la preparación de dos porteros de la talla de Víctor Valdés y Brad Guzan. Sin embargo, la experiencia en la Premier apenas duró unas semanas, puesto que un mes después de llegar a Inglaterra, era cesado Karanka y tuvo que venirse para España.

Víctor Orta, con el que coincidió en la etapa del madrileño en el Elche en Primera División y que ya le llevó a vivir su primera experiencia en Inglaterra, ha vuelto a confiar en el alcoyano para formar parte del staff técnico del histórico Leeds, ahora en la English Championship, la Segunda División del fútbol inglés, que tiene como técnico al Thomas Christiansen, que los buenos aficionados recordarán porque Javier Clemente le hizo debutar con la Selección jugando en el Barça B. El entrenador hispano-danés hizó campeón al Apoel que esta semana jugó en el Bernabéu partido de la primera jornada de Champions, y que ahora tiene líder invicto al Leeds.

Marcos Abad pudo volver a Elche, donde dejó huella, pero consideró que era el momento de echar a volar y seguir su propio camino en el extranjero. “En Elche había cumplido una etapa maravillosa, será difícil olvidar lo que tuve la oportunidad de vivir allí, pero ha llegado el momento de hacer las maletas y plantearme nuevos retos. Tuve la oportunidad de irme a China con Luis García pero tras la experiencia en el Middlesbrough pensaba que la Premier era la mejor opción. Surgió la propuesta del Leeds y no me lo pensé dos veces. Soy un romántico del fútbol y lo que desprende Inglaterra no se ve en otro lugar. Aquello es pura pasión y casi una religión. Encima un club como el Leeds, un histórico con un proyecto muy ambicioso para volver a ser el equipo que fue no hace mucho, cuando estaba disputando partidos de la Champions”.

Solo la llamada de José Bordalás a los pocos días de comprometerse con el Leeds le hizo dudar de haber tomado la decisión correcta: “Es mi padre deportivo, si estoy aquí en parte se lo debo a él, fue quien confió en mí cuando fichó por el Elche y me dio la oportunidad de probarme en el fútbol profesional cuando pocos me conocían”, desvela.

Salvo por ese momento en el que su corazón a punto estuvo de vencer a la cabeza, Marcos Abad se muestra encantado por esta nueva etapa en el fútbol inglés: “Vamos primeros, aún no hemos perdido ningún partido y el ambiente que se respira en el club es fantástico. Me ha sorprendido Leeds como ciudad. Tiene una vida universitaria bestial, zonas de ocio con un gran ambiente y la ciudad es muy bonita, rodeada de canales. Aquí el fútbol es una forma de entender la vida. Es normal ver a gente tatuada con el escudo del equipo en cualquier parte del cuerpo. Nuestro campo es normal verlo cada semana lleno. En Segunda División ves estadios con 30.000 o 40.000 aficionados, algo que en España es difícil de encontrarlo hasta en Primera División. Estoy disfrutando a tope esta experiencia”.

El alcoyano forma parte de un cuerpo técnico absolutamente español, en el que Julio Bañuelos es el ayudante de Thomas Christiansen e Iván Torres, el preparador físico. Su metodología de trabajo no para de recibir elogios. Se puede ver a través de las redes sociales, en entrevistas en medios locales, donde los dos porteros del equipo, el alemán Felix Wiedwald, que esta temporada ha llegado al Leeds procedente del Weder Bremen, y el inglés Andy Lonergan, con una gran trayectoria en distintos equipos de la Premier, se deshacen en alabanzas con Marcos Abad. “Me está ayudando mucho y soy mejor portero. Cada semana es distinta”, comenta el internacional alemán, mientras que el inglés le define como un entrenador brillante: “Estoy disfrutando mucho de cada entrenamiento. Es la primera vez que trabajo con un entrenador de porteros extranjero. Ha demostrado que es un Top Class. Nos hace trabajar duro pero está siendo genial”.

Marcos Abad se muestra encantado con el recibimiento que ha tenido: “Que alguien con más de 300 partidos en la Premier diga eso de ti públicamente es para estar más que satisfecho. No es fácil ganarte el respeto de la gente en un país como Inglaterra. El trabajo del cuerpo técnico está siendo impresionante. Christiansen tiene una idea de juego donde prima el balón con entrenamientos muy vanguardistas que allí no se habían visto. Encima los resultados están acompañando. Hemos pasado dos eliminatorias de Copa y llevamos cuatro partidos con portería a cero. El ‘cleen sheet’ es algo que se da mucha importancia en Inglaterra. Solo nos han marcado dos goles en siete partidos”.

El nostre ciutat