Actualizado:
21 agosto 2017
12:12

Detenido en Castalla acusado de robar en los párkings del cementerio y tanatorio

Suma 22 delitos, incluyendo los cometidos en otras zonas de la localidad
Comarca | 13-06-2017 | facebook yahoo twitter

La Guardia Civil de Alicante ha detenido en Castalla a un individuo como presunto autor de 22 infracciones, como son 15 delitos de robo en interior de vehículo, tres de hurto en interior de vehículo, uno de robo con violencia e intimidación, dos delitos de robo con fuerza en las cosas y un delito de daños.

Según informan desde la Guardia Civil, los vecinos de Castalla han sido víctimas, los últimos meses, de robos en sus coches, especialmente en dos zonas de aparcamiento bastante singulares: el cementerio y el tanatorio. Al parecer, alguien estaba utilizando estos lugares para cometer sus delitos, llegando a producirse hasta nueve robos en los vehículos.

En uno de esos robos, el peor de los casos, lo sufrió una mujer que cuando caminaba por el párking del cementerio, a plena luz del día, se encontró a este individuo encapuchado que le amenazó con un cuchillo de grandes dimensiones para intentar robarle las llaves del coche. Como la mujer no reaccionaba de los nervios del momento, y al no conseguir las llaves, rompió violentamente la ventanilla del coche, y se llevó su bolso.

Ya las primeras denuncias de este tipo pusieron sobre aviso a la Guardia Civil de Castalla, que junto a los agentes del Área de Investigación de Ibi comenzaron sus primeras pesquisas para dar con el autor de estos delitos. Al estrecharse el cerco de los agentes a los robos, el presunto autor fue ampliando su zona delictiva hasta el polígono, el polideportivo y otros locales, acumulando un total de 22 delitos, siendo la mayoría de ellos cometidos en el interior de vehículos.

La investigación condujo a los agentes hasta un joven de la localidad. Una vez se supo de quién se trataba, se realizó vigilancia sobre el sujeto y en una de las ocasiones en las que iban tras su pista, les sorprendió ver que utilizaba un poste del cementerio como torre vigía desde el que seleccionaba los vehículos de sus víctimas.

La colaboración ciudadana también ha sido clave en esta operación. Varios vecinos acudieron a la Guardia Civil a informar de que este individuo intentaba vender los artículos robados a terceros, en su mayoría teléfonos móviles, y gracias a eso se pudo recuperar parte del botín.

Los objetos que por sus características no conseguía vender, los intercambiaba por dosis de sustancias estupefacientes, hechos que también se están investigando por los agentes, tal y como informa la Guardia Civil.

Finalmente, tras recabar indicios suficientes, este hombre, español de 30 años, fue detenido por los presuntos delitos antes apuntados y puesto a disposición judicial, quedando en libertad con cargos. Los objetos robados que han sido recuperados se han devuelto a sus propietarios.

El nostre ciutat