Actualizado:
23 mayo 2017
01:00

División de opiniones sobre la educación en el Pleno de Banyeres

Los populares acusan al Consell de querer suprimir centros concertados de BAT y FP
Comarca | 04-05-2017 | facebook yahoo twitter

El Grupo Municipal del PP en el Ayuntamiento de Banyeres cree que hay discriminación lingüística en el nuevo modelo de enseñanza que plantea la Conselleria. Por ello presentó una moción al pleno destinada a “velar por los derechos lingüísticos en la Comunitat y que no haya discriminación negativa para los alumnos en función del modelo linguïstico en que reciban la enseñanza”, si bien fue rechazada por el Equipo de Gobierno.

En ella pretendía salvaguardar los derechos de los alumnos que elijan el castellano como lengua vehicular, que no se utilice el idioma extranjero para premiar la elección de una u otra lengua cooficial, garantizar la libertad de los padres en la elección de la educación y que no se establezcan imposiciones lingüísticas a padres, alumnado, funcionariado y cualquier entidad pública o privada en su relación con la administración educativa.

En su exposición los populares, que contaron con el apoyo de Ciudadanos, señalaron que el modelo que se quiere implantar por la Conselleria pretende acabar con la doble línea en valenciano y castellano y planteaba qué ocurrirá donde no haya centros que opten por distintas opciones, preguntándose si habrá que ir a otro pueblo para ir al colegio.

Compromís, cuya opinión estuvo respaldada por el PSOE, defendió la postura de la Conselleria argumentando en que el sistema actual no funcionaba, que no se acreditaba el conocimiento del valenciano y del inglés, y que el modelo que se pretende es que se domine, por igual, inglés, castellano y valenciano. Aseguró que no había ninguna imposición y que eran los propios centros los que habían optado por una u otra postura.

Acusaciones del PP al consell

El grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Banyeres ha calificado de “ataque frontal” del Consell su actitud para con los centros de bachillerato y formación profesional concertados. Según señalan, las normas que han diseñado para condicionar la continuidad de los centros pone en peligro su pervivencia y, por tanto, la libre elección de las familias a la hora de elegir el centro al que asistir.

Desde el Equipo de Gobierno que forman Compromís y PSOE se ha asegurado que “si se cumplen las normas ningún centro debe tener temor a perder el concierto”. El alcalde Josep Sempere reveló que el anterior gobierno del PP en la Generalitat había firmado la supresión del primer curso de grado medio de administrativo que se imparte en la Fundación Ribera y que, gracias a las gestiones realizadas con el actual Conseller, pudo firmarse el concierto para este curso. Insistió que no había ninguna persecución contra los centros concertados y que únicamente se requería cumplir unos criterios mínimos de demanda y ratios.

El nostre ciutat