Actualizado:
19 agosto 2017
01:00

Dos kilos de pólvora por festero y unas 2.000 licencias salvan el Alardo

Con la modificación de la instrucción técnica complementaria y la implicación de los festeros
Actualidad | 01-03-2017 | facebook yahoo twitter

El acto del Alardo se ha salvado. Dos kilos de pólvora por festero y unas 2.000 licencias de armas abren el camino para que este acto, origen de las Fiestas de Moros y Cristianos en honor a Sant Jordi, luzca como se merece. Así, de cara a las próximas Fiestas podría disponerse de unos 4.000 kilos de pólvora, cantidad superior a la del año pasado, que fue de alrededor de 3.000 kilos.

Ayuntamiento y Associació de Sant Jordi han trabajado en estos últimos meses para paliar las exigencias del Gobierno central, pues derogó la moratoria que se venía aplicando desde 1999 al Reglamento de Armas y que permitía participar en el Alardo presentando el carnet de conducir, por lo que a partir de este año es obligatorio contar con la licencia de armas para poder disparar en el acto del Alardo. Esto, junto al hecho de que solo se facilitara un kilo de pólvora por festero, hizo temer por el Alardo tal y como lo conocemos en la actualidad.

De un kilo, a dos máximo

Ahora, según ha sabido este periódico, el Gobierno central ha aprobado ya una Instrucción Técnica Complementaria (ITC) para regular los actos de arcabucería, en la que se recoge el hecho de que cada festero pueda disponer de hasta dos kilos de pólvora. Entre las cuestiones que recoge este texto está el que “como norma general, la cantidad máxima de pólvora adquirida para un mismo acto de arcabucería será de 1 kg por porteador o porteador-tirador. No obstante, cuando la duración del acto de arcabucería y/o el tipo de arma de arcabucería lo requiera, se podrá autorizar un consumo de hasta un máximo de 2 kg de pólvora por porteador o porteador-tirador”. Así, se autoriza duplicar la pólvora disponible para el Alardo.

Junto a ello, la Associació de Sant Jordi estima que serán unos 2.000 festeros quienes tengan estas próximas Fiestas la licencia de armas necesaria para poder participar en el Alardo. Ésta es la previsión de la institución festera a punto de cerrar el plazo para que desde la Associació de Sant Jordi se remita a Gobernación el listado con estos datos, ya que les han sido requeridos para principio del mes de marzo.

Con el fin de facilitar a los festeros la obtención de esta licencia de armas, la Associació de Sant Jordi y las filaes han sumado esfuerzos para asumir los gastos de los trámites exigidos por la Subdelegación del Gobierno y los festeros han podido obtener de forma gratuita esta licencia de armas necesaria, sufragando íntegramente los aproximadamente 60 euros que supone la obtención de dicho permiso de armas, y para ello se suscribió un convenio con la clínica médica Urgensa.

Con esta medida se ha buscado fomentar la máxima participación en las batallas de arcabucería del 24 de abril, que son el origen de las Fiestas, sin aumentar el coste a los festero. Está claro que quienes quieran obtener la licencia podrán seguir hacerlo pasando esta revisión, si bien ahora se cierra la campaña para las Fiestas de este año y la gratuidad de la revisión, a la espera de ver qué sucede de cara a las Fiestas del próximo año.

Valoraciones positivas

El edil de Fiestas, Raül Llopis, apuntaba ayer que “nos alegramos de que se haya aprobado al Instrucción Técnica que incluye dos kilos de pólvora por festero. En cualquier caso, aún quedan muchas cosas que hablar con Delegación y Subdelegación del Gobierno, puesto que aborda cuestiones como la formación de los festeros”. Aplaude que unos 2.000 festeros hayan cumplido con el trámite de obtener la pertinente licencia de obras.

El presidente de la Associació, Juan José Olcina, apuntó ayer que si bien son conocedores de las negociaciones realizadas para la ITC, no la conocen oficialmente, pues están a la espera de que se publique en el BOE para tener la información. En cualquier caso, valora de manera muy positiva que pudiera contarse con dos kilos, a la vez que agradece “la implicación de primers trons y festeros para obtener la licencia”. Con todo, apuntó que “lo conseguido es motivo de satisfacción, porque va a salvarse el Alardo”. Queda por concretar cómo será el reparto.

El nostre ciutat