Actualizado:
21 abril 2018
22:45

Duelo goleador entre argentinos en el Alcodiam-Barça de esta tarde

Regresa la competición después de tres semanas sin jugar
Deportes | 14-04-2018 | facebook yahoo twitter

Uno es toda una institución en el mejor club del mundo –acaba de renovar su contrato hasta junio de 2021–, el otro tiene una oferta para continuar un curso más como azulgrana pero su gran año en la temporada de su debut en la OK Liga le hacen ser un delantero muy apetecible en estos momentos. A los dos no solo les une su origen –son sanjuaninos, la cuna del hockey argentino–, sino que tienen la cualidad del gol entre ceja y ceja, son pura dinamita. Entre ambos se reparten 59 goles, Pablo Álvarez lleva 34 y 25 suma Maxi Oruste. Solo les supera un inalcanzable Raúl Marín, que está con 44 y viene siendo un punto y aparte en las últimas temporadas.

Récord goleador en Ok liga

‘Pablito’ Álvarez es todo un clásico de nuestra liga. El hispano-argentino fichó por el Barça en 2011 procedente del Liceo. Una vez que llegue al final de su contrato que firmaba recientemente, cumpliría una década como blaugrana. En la temporada 2013/14 sus 56 goles fueron un récord goleador en la era OK Liga, por delante de Lucas Ordoñez, aquel año en el Liceo y en la actualidad compañero de vestuario.

Le quitó el récord a Beto Borregán, que en la temporada 2004/05 hizo 51 goles, aunque en la temporada 89/90, otro argentino, Daniel Martinazzo anotó 60 y en la década de los setenta, Miquel Recio, del Voltregà, llegó hasta los ochenta.

En el palmarés de Pablo Álvarez, de 31 años, ya brillan cuatro Ligas, tres Ligas Europeas (dos en el Barça y una en el Liceo), tres Supercopas, además de una Copa del Rey y otra Copa CERS.

A la otra parte de la pista estará Maxi Oruste, un aspirante al trono del 7 blaugrana, que no ha podido tener mejor estreno en la OK Liga. No cuenta con ese sexto sentido que hacen de Pablo Álvarez un definidor pertinaz, un finalizador voraz, pero su infatigable despligue físico le convierten en un delantero completo, con un olfato muy fino que le ha llevado a marcar 25 goles esta temporada con la camiseta del Alcodiam. En cuatro ocasiones ha conseguido un doblete y en dos un hat trick.

Tras destacar en las divisiones inferiores en su país, fichó por el Barça como inversión de futuro y su destino iba a ser el Barça B pero tras sucesivas cesiones en clubes italianos acabó rescindiendo su contrato y el verano pasado, con 23 años, fichó por el Alcodiam procedente del Trissino italiano, después de dos campañas bastante exitosas y haciendo muchos goles en la liga transalpina.

Séptima Final Four

Un cara a cara que pondrá brillo al reencuentro esta tarde (20,15 horas) de los de Sergi Punset con la competición después de tres semanas sin jugar por los caprichos de un calendario que solo beneficia a los grandes de la competición. El Barça llega muy enchafado a la competición tras haber conseguido clasificarse el pasado fin de semana para la Final Four de la Liga Europea junto al Reus. Será su séptima presencia en esta competición que se celebra los días 12 y 13 de mayo.

Los de Edu Castro solo necesitaban ganar al Follonica italiano tras empatar a tres en la ida y consiguieron imponerse por 5-1. En semifinales se enfrentarán al Reus, vigentes campeones de la Liga Europea, con lo que se garantiza la presencia de un equipo español en la final, que se enfrentará al ganador del duelo portugués entre Oporto y Sporting.

En dinámica non-stop

Pero este Barça no solo es ‘Pablito’ Álvarez. “Está Marc Gual, que es quien lleva los ‘tempos’ del partido y es muy difícil de desequilibrar”, repasa Sergi Punset, para añadir que “tienen a Lucas Ordóñez, eléctrico e imprevisible, cuentan con Xavi Barroso, con un chut increíble o por no hablar de la juventud de Alabart, técnicamente sublime. Además de Panadero, Bargalló, Matías Pascual... Estamos hablando de diez de los mejores jugadores del mundo. Ellos vienen de una dinámica non-stop, de clasificarse para la Final Four mientras que nosotros llevamos tres semanas sin competir. El objetivo es mantenernos en el partido el máximo de minutos par llegar vivos al final. Habremos de ser más duros y agresivos de lo normal. Venimos preparando una serie de matices tácticos en defensa para tratar de cortarles el ritmo. Ellos no se sienten cómodos con los marcadores ajustados y es lo que tenemos que buscar, generarles ansiedad porque no pueden permitirse ningún tropiezo al tener el Liceo a dos puntos”.

El nostre ciutat