Actualizado:
21 noviembre 2017
19:00
Miguel Ferrándiz

Educación o libertinaje

| 25-10-2017 | facebook twitter

De un tiempo a estas fechas a todos nos nacen nuevos temores pasados, en 1962 en presidente Kennedy se dirigió a los ciudadanos ante la negativa del gobernador segregacionista de Misisipi a cumplir las leyes federales, esto fue lo que dijo en su discurso dirigido a la nación: “Los estadounidenses son libres, en resumen, de estar en desacuerdo con la ley pero no de desobedecerla, pues en un gobierno de leyes y no de hombres, ningún hombre, por muy prominente o poderoso que sea, y ninguna turba por mas rebelde o turbulenta que sea, tiene derecho a desafiar a un tribunal de justicia. Si este país llegara al punto en que cualquier hombre o grupo de hombres, por la fuerza o amenaza de la fuerza, pudiera desafiar los mandamientos de nuestros tribunales y nuestra constitución, entonces ninguna ley estaría libre de duda, ningún juez estaría seguro de su mandato y ningún ciudadano estaría a salvo de sus vecinos”. Lo digo por la fractura que estamos viviendo en España, miren ustedes, mientras la educación base no sea la correcta desde las escuelas y universidades y estas no estén contaminadas, de transmitir una idea, un sentimiento o una actitud, en especial como temas idealistas, tales como influir en los estudiantes de temas de la lingüística o relacionado con ellos con fondos altamente políticos, que solo unos pocos profesores derraman cierta habilidad para influir a los jóvenes y terminan sin control; y sin embargo hay otro profesorado que desarrolla su trabajo para que el alumno adquiera unos principios propios, de base objetiva, con transmisión de conocimientos a una persona para que esta adquiera una determinada formación y que le deparara un futuro basado en el respeto, en la educación con los demás, con formación destinada a desarrollar la capacidad intelectual, moral y afectiva de las personas de acuerdo con la cultura y las normas de convivencia de la sociedad a la que pertenecen.

No obstante de las universidades salen jóvenes que lideran y que influyen algunos de ellos sobre las masas juveniles, al igual que las cadenas de televisión fomentan debates políticos, que según la cadena a la que te pases, el mismo problema se ve con resultado diferente. Miren ustedes, en Corea del sur un país totalmente democrático, con una única formación colectiva y que contrata a los mejores profesores del mundo, su gobierno se esfuerza apostando por un profesorado de alta calidad educativa, y que concluyen con un grado de una escala establecida, expresado mediante una denominación o una puntuación, que se asigna a una persona para valorar el nivel de suficiencia o insuficiencia de los conocimientos o formación mostrados en un examen, un ejercicio o una prueba.

Con estas bases sinceramente a los Españoles nos iría mucho mejor.

El nostre ciutat