Actualizado:
17 agosto 2017
18:50

El Ayuntamiento de Alcoy incidirá en el microchip de perros y en la documentación

Se pondrá en marcha una campaña
Actualidad | 05-03-2017 | facebook yahoo twitter

El Ayuntamiento de Alcoy está trabajando de cara a la puesta en marcha de una campaña informativa destinada a que los propietarios de los perros cumplan con sus deberes en lo que se refiere a la documentación obligatoria de los animales, con especial incidencia en el microchip.

El concejal de Medio Ambiente, Jordi Martínez, explica que se están manteniendo ya las pertinentes reuniones entre todas las partes implicadas con el fin de poner en marcha esta campaña. Una vez esté en marcha, desde el Ayuntamiento se llevarán a cabo las acciones necesarias de control en la calle, “se revisará que los perros lleven el microchip, que es obligatorio, así como que estén censados”. Hay que tener en cuenta que en la actualidad el censo municipal de animales recoge la existencia de unos 4.200 perros, si bien se estima que es una cifra muy superior la que existe sin censar, y se quiere evitar esta situación, puesto que se trata de un trámite obligatorio.

El concejal remarca que en un primer momento, cuando entre en marcha la campaña, empezarán las revisiones y cuando se detecte un incumplimiento se abrirá un plazo para que el propietario de la mascota subsane esta deficiencia. En caso de que transcurrido el periodo fijado no se haya resuelto la situación, sí se le aplicará la sanción que fije la normativa.

Cabe recordar que desde el Ayuntamiento de Alcoy se está trabajando en varias medidas encaminadas a que los propietarios de perros cumplan con las diferentes ordenanzas, tanto de higiene urbana como de tenencia de animales. Así, además de este control de microchip y documentación que se pondrá en marcha en un futuro cercano, también se trabaja para conseguir que las calles, edificios y mobiliario urbano no se ensucien con la orina de los perros ni con los excrementos que quedan en las calles sin recoger. De hecho, el Pleno ya aprobó modificar la ordenanza para que sea obligatorio que los dueños practiquen a sus mascotas el análisis pertinente para tener un bando de ADN, una medida encaminada a luchar contra los excrementos en las calles, que aún no ha entrado en vigor. Se trata de una molestia que se repite en la ciudad de manera general y son muchas las quejas vecinales.

El nostre ciutat