Actualizado:
16 diciembre 2017
14:56

El Ayuntamiento exige que la Selectividad se quede en Alcoy

El gobierno municipal ofrece las infraestructuras públicas con tal de evitar el desplazamiento de alumnos
Actualidad | 31-01-2017 | facebook yahoo twitter

Alcoy, como tantas otras subsedes que acogen exámenes de Selectividad dependiendo de una universidad –de la Universitat d’Alacant en el caso de Alcoy– podría quedarse sin estas pruebas si se confirma finalmente el anuncio de la conselleria de Educación de eliminar estos tribunales examinadores y concentrar así las pruebas en las propias universidades. Según la información facilitada, Conselleria lleva tiempo queriendo introducir este cambio –entre otras modificaciones referentes a las PAU (Pruebas de Acceso a la Universidad)– pero no ha sido hasta ahora que se ha hecho pública esta decisión, que de momento ya ha sido contestada por los directores de los centros afectados y en el caso concreto de Alcoy, por el mismo Ayuntamiento de la ciudad.

El Consistorio alcoyano exige la retirada de la medida, que comportaría el desplazamiento hasta el campus de Sant Vicent del Raspeig de en torno a 500 alumnos de toda la comarca. Y es que en Alcoy, además de los estudiantes alcoyanos, se examinan cada año también jóvenes procedentes de Muro, Cocentaina y Banyeres. En total, unos 500 alumnos.

Para evitar esta medida, el Ayuntamiento de Alcoy ha informado que pone a disposición de Conselleria cualquier infraestructura pública, a la vez que se recuerda que está previsto para este año, una extensión del campus de la Universidad de Alicante en Alcoy, el cual se planteaba instalar en la actual sede de la Escuela Oficial de Idiomas.

Y es que uno de los argumentos de la administración autonómica a la hora de justificar la decisión de concentrar la Selectividad en las universidades reside, al parecer, en temas organizativos, en el sentido de que los exámenes dificultan durante tres días el desarrollo normal de las clases lectivas de los cursos de Secundaria. De ahí la propuesta del Ayuntamiento de Alcoy de ofrecer infraestructuras alternativas para la celebración de las PAU. “Tenemos espacio adecuado y de sobra para poder acoger las pruebas, tanto en los institutos públicos como demás espacios: Ágora, edificio del Viaducto, incluso en el Campus de la UPV”, explica Manolo Gomicia, concejal de Formación y Universidad. Y añade: “Si la decisión es para que la Universidad de Alicante realice en sus instalaciones las pruebas directamente, recordamos que estamos a punto de inaugurar un campus de la UA en Alcoy, por tanto, tampoco tendría sentido hacer trasladarse a los alumnos. Lo miremos por donde lo miremos, la decisión no es acertada”.

Valorar cada caso aislado

La anunciada medida afectaría a quince localidades en la provincia de Alicante y desde el Ayuntamiento de Alcoy se pide que el Consell valore cada caso de forma aislada: “Podemos entender que deteminados municipios puedan tener problemas de espacio, pero no es el caso de Alcoy, por lo que pedimos que se valore la situación de cada capital de comarca”. Además, Gomicia considera que “esta decisión va en contra de la línea del Consell de entender la Comunidad Valenciana desde las comarcas, ya que lo único que hace con esto es centralizar”.

Mientras, Guanyar Alcoi manifestó anoche en el Pleno municipal su rechazo al traslado de la Selectividad a Alicante.

Reunión con Marzà

Por su parte, la Asociación de Directores de los Institutos de Secundaria de la Comunidad ha solicitado reunirse con el conseller de Educación, Vicent Marzà, de cara a trasladarle el malestar que ha generado en el sector su decisión de eliminar las subsedes donde se celebran exámenes de Selectividad, caso de Alcoy, Gandía, Ontinyent o Xàtiva, entre otras.