Actualizado:
22 septiembre 2017
01:00

El Ayuntamiento prevé ingresar alrededor de 16 millones con el IBI

El Ayuntamiento está rebajando el tipo impositivo en los últimos años y se anuncia una nueva disminución para 2018
Actualidad | 06-09-2017 | facebook yahoo twitter

El Ayuntamiento de Alcoy prevé ingresar alrededor de 16 millones de euros con el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), lo que muchos siguen conociendo como la contribución. Este impuesto está actualmente al cobro en periodo de recaudación voluntaria, que se prolongará hasta el 6 de octubre, con una previsión inicial de ingresos de cerca de 15’8 millones de euros.

El Impuesto de Bienes Inmuebles es la principal fuente de ingresos tributarios que tiene el Consistorio, y supone alrededor de la tercera parte del Presupuesto municipal. Como su nombre indica, es el tributo que se paga por los bienes inmuebles, como son viviendas, locales y garajes.

En cualquier caso, cabe mencionar que la cifra apuntada de previsión inicial suele verse modificada al final del periodo tributario, puesto que en el proceso se dan altas y bajas que modifican esta primera estimación, así como los fraccionamientos. Sin ir más lejos, podemos señalar que el año pasado la previsión inicial era de 15’9 millones de euros, si bien la recaudación final llegó a situarse en los 16’6 millones. También existen algunas bonificaciones.

Rebaja del tipo impositivo

Una cuestión en la que ha estado trabajando el Ayuntamiento desde hace unos años es en la rebaja del tipo impositivo, de ahí la disminución prevista en la recaudación inicial. Este año el tipo impositivo está en el 1’02% para los recibos que ahora están al cobro. El Ayuntamiento ha ido disminuyendo el tipo impositivo en los últimos años y el objetivo es seguir rebajándolo hasta el final de esta legislatura. Así, tal y como ya se recogió en la edición del sábado de El Nostre Ciutat, el alcalde de Alcoy, Toni Francés, ha anunciado que el gobierno va a proponer que el IBI se rebaje en otro punto de cara al próximo año, “cumpliendo nuestra promesa electoral”, e hizo hincapié en que con esta rebaja para 2018, con la que quedaría en el 1’01, sería “la cifra más baja en este Ayuntamiento desde hace 25 años”.

La intención del gobierno es seguir rebajando el IBI de cara a 2019, para llegar al 1 como tipo impositivo. Antes de empezar la disminución, a principios de legislatura, el gravamen estaba en el 1’05, fijándose como objetivo el llegar al 1 a final de la misma.

La nueva rebaja del IBI será uno de los temas que se tratarán en el Pleno municipal en el que se aborden las ordenanzas fiscales para el próximo año, que suele celebrarse en el mes de octubre, y en el que se aprobará qué van a pagar los alcoyanos el próximo año en concepto de impuestos, tasas y precios públicos. En los últimos años se ha dado la congelación o rebaja de varios de los tributos que pagan los alcoyanos.

El nostre ciutat