Actualizado:
22 septiembre 2017
01:00

El Milano Negro recala en Alcoy

Mañana se celebra una jornada de puertas abiertas del Projecte Canyet
Actualidad | 09-09-2017 | facebook yahoo twitter

Una nueva especie de ave ha frecuentado estos días la colonia de buitres. Se trata de jóvenes ejemplares de Milano Negro, que han parado en esta zona en mitad de su proceso de migración con el que cruzan la península en dirección al sur y que empezaron a ser vistos el pasado 30 de agosto en la colonia ubicada en la zona de Sant Cristòfol, en el Preventorio, que forma parte del Projecte Canyet de reintroducción del buitre en la Sierra de Mariola. Desde la concejalía de Medio Ambiente inciden en que la presencia de esta especie es muy significativa, puesto que su población se ha visto reducida de manera considerable en los últimos años y, además, ni vive ni nidifica en la Comunitat Valenciana.

Mañana, puertas abiertas

Por otra parte, mañana se celebra una jornada de puertas abiertas del Projecte Canyet, que permite conocer cómo se lleva a cabo la reintroducción del buitre común en L’Alcoià y El Comtat. El punto de encuentro es la cantina del Preventorio, a las 9’30 horas, y había que inscribirse previamente en el departamento de Medio Ambiente.

Desde la concejalía recuerdan que el mantenimiento del Projecte Canyet se lleva a cabo gracias a la acción conjunta de diferentes instituciones. El Ayuntamiento de Alcoy se encarga de licitar el suministro de alimentos a los buitres, y la asociación FAPAS-Alcoi se responsabiliza de cuestiones técnicas, como el anillamiento de las aves, así como de las tareas divulgativas y científicas. Mientras, la Conselleria de Medio Ambiente realiza el mantenimiento de la zona.

El concejal de Medio Ambiente, Jordi Martínez, recuerda que a pesar de las polémicas de los últimos meses sobre las tareas de mantenimiento, “el trabajo conjunto entre FAPAS-Alcoi y el Ayuntamiento se ha mantenido correctamente, y en ningún caso ha peligrado la presencia de buitres en nuestra comarca”.

En cuanto a los beneficios del Canyet, el edil apunta los 6.000 kilos de despojos cárnicos de los que se han deshecho los buitres entre junio y agosto, lo que ha evitado la emisión de tres toneladas de CO2 a la atmósfera. El Projecte Canyet se puso en marcha en el año 2000, y los resultados son muy positivos.

El nostre ciutat