Actualizado:
26 mayo 2018
20:27

El Molinar sigue sin bombearse y el pantano de Beniarrés está al 45%

La situación es de moderado optimismo en lo que se refiere al estado del principal acuífero
Actualidad | 17-01-2018 | facebook yahoo twitter

El acuífero del Molinar, que abastece a prácticamente todo Alcoy, se encuentra en buen estado a la espera de lluvias, y de momento el agua sigue sin bombearse, estimándose que podría seguir así alrededor de seis meses más si no se dieran nuevas circunstancias de lluvia o nieve que permitieran una mayor recuperación.

Hay que tener en cuenta que fue a mediados del año pasado cuando dejó de bombearse el agua en El Molinar, puesto que manaba caballera, y esta situación se mantiene hasta el momento. En el mes de diciembre se realizaron unas pruebas de la bomba, para comprobar su funcionamiento de manera rutinaria, ya que de momento no es necesario bombear, tal y como se apuntaba.

El concejal de Medio Ambiente, Jordi Martínez, destaca que el hecho de que El Molinar, principal acuífero de abastecimiento, se encuentre en este estado permite un moderado optimismo, con independencia de que se incide en la conveniencia de moderar el consumo. Además, se apunta la importancia de que lleguen las lluvias y con ello los acuíferos y pozos se recuperen en mayor medida, lo que permitiría llegar al verano con unas mayores reservas con las que hacer frente a una época en la que las lluvias no son habituales y además crece el consumo.

En lo que se refiere a la apuntada concienciación, cabe recordar que el año pasado se dio a conocer la noticia de que las extracciones de agua habían descendido más de un 30% en la última década, una cifra que venía motivada tanto por el ahorro que habían realizado los alcoyanos en sus domicilios y empresas, como por el trabajo llevado a cabo para solucionar el problema que presentaban las fugas que se daban en la red.

Pantano: mucho peor

Por otra parte, al hablar de los recursos hídricos cabe apuntar el estado en que se encuentra el pantano de Beniarrés y los últimos datos de la Confederación Hidrográfica del Júcar, referentes a ayer mismo, apuntan que se encontraba al 45,37% de su capacidad, que es de 27 hm3., por lo que el agua que estaba embalsada era de 12,25 hm3.

A lo largo del otoño y en lo que llevamos de invierno se ha venido dando una disminución en el nivel del agua embalsada en Beniarrés, pues a mediados de octubre se encontraba al 49,8% de su capacidad. La situación actual del pantano está muy por debajo de la que se vivía hace un año, pues los datos de la Confederación Hidrográfica referentes al 16 de enero de 2017 indican que se encontraba al 77,30% de su capacidad, lo que suponía 20,87 hm3.

El nostre ciutat