Actualizado:
21 noviembre 2017
19:00

El Pleno aprueba una nueva rebaja del IBI

Con el voto a favor de PSOE, Ciudadanos y PP, y la abstención de Guanyar y Compromís
Actualidad | 01-11-2017 | facebook yahoo twitter

El Pleno municipal aprobó el lunes una nueva rebaja del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), por lo que en 2018 el tipo impositivo pasará del 1’02% actual al 1’01%. Según apuntó la concejala de Hacienda, Vanessa Moltó, “se trata de la cifra más baja desde el año 1992”, como también incidió en que “el catastro de Alcoy es de los más bajos de la Comunitat Valenciana y los datos oficiales sitúan a esta ciudad como una de las que tiene menos presión fiscal”, tomando como referencia la media de la Comunitat y de España.

Esta rebaja del IBI fue tratada en el Pleno municipal celebrado en la tarde de ayer y aprobada con los votos a favor de PSOE, Ciudadanos y PP, mientras que Guanyar Alcoi y Compromís se abstuvieron. Un debate que duró al filo de una hora y con el que se modificaron un total de 21 tributos de cara al próximo año.

El gobierno municipal anunció al principio de la legislatura que su intención era rebajar el IBI y que al final de la misma quedara el tipo impositivo en el 1%, cuando al inicio se encontraba en el 1’05%. La rebaja para el próximo año supone que para un inmueble con un valor catastral en torno a los 40.000 euros sea de unos cuatro euros por recibo.

Entre las cuestiones que se apuntaron en cuanto al IBI están las palabras de la portavoz de Guanyar Alcoi, Estefania Blanes, quien incidió en que no aprobaban la rebaja “ya que no se ajusta a la progresividad que defendemos, que quién más tenga más pague, y consideramos que debería ser más justo con las condiciones de las familias”, una medida que estiman debería aplicarse de manera general. Blanes recordó que aún no puede gravarse el IBI en un 50% para los pisos vacíos, anunciado hace años, ya que no existe reglamentación nacional para hacerlo.

Por su parte, el concejal popular Nacho Palmer recordó que “el PP planteó en 2015 que se rebajara el IBI y se está haciendo”, mientras que el edil de Ciudadanos José Miguel Antolí hizo hincapié en la necesidad de que esta rebaja en el IBI no cause desajuste en los ingresos de cara al próximo Presupuesto.

POR DEBAJO DEL IPC

En la sesión plenaria se abordó no solo el IBI, sino el conjunto de ordenanzas fiscales para el próximo año, es decir, qué pagarán los alcoyanos por tasas, precios públicos e impuestos en 2018. La regulación de precios que se aprobó pasa por un aumento del 1% de forma mayoritaria, lo que estará por debajo del IPC que se fija en el 1’5%, según explicó Moltó. Entre los tributos que se regularizan están los de cementerio, grúa, basura, Conservatorio, expedición de documentos, derechos de examen, licencias ambientales y de apertura, matrimonio, vados, suelo, dominio público y Àgora, mientras que en los impuestos figura el de vehículos, ampliándose la bonificación para los eléctricos e híbridos, que a propuesta de Compromís Alcoi también estarán bonificados en un 50% a partir del segundo año.

Otra cuestión a destacar es que se rebaja el impuesto por obras en el conjunto histórico-artístico y se mantienen las bonificaciones existentes. En cuanto a la plusvalía, estarán exentos de este pago aquellas transmisiones que tengan lugar en el conjunto histórico-artístico o en el casco antiguo declarado Bien de Interés Cultural (BIC) siempre que se hayan realizado obras de mejora o rehabilitación.

TASA DEL AGUA

Una cuestión planteada por Compromís y que no llegó a votarse fue el que en la tasa del agua se pague por los habitantes que viven en un domicilio, ya que consideran que es una medida más justa que solo por tramos, incidiendo su portavoz, Màrius Ivorra, en que “el consumo excesivo se debe gravar”. Sin embargo, no ven claro que en una familia con cuatro miembros, que no derrochen agua, la tengan que pagar más cara porque lógicamente pasan de tramo y llegan a uno más caro, mientras que en una casa con una sola persona, que derrocha agua, paga menos porque no llega a superar el primer tramo. La concejala de Hacienda explicó que en la actualidad existe un contrato que impide proceder a un cambio, a la vez que añadió que “el precio del agua en Alcoy es muy económico, está bastante por debajo de la media nacional”. Subirá el 1’41%, siguiendo una fórmula polinómica que se mantiene con la concesionaria.

Tampoco había aceptado el gobierno, ya previamente al Pleno, la propuesta de Guanyar Alcoi respecto a una tasa de telefonía móvil, entre otras cuestiones.

LAS BARRAS DE BAR EN LA CALLE

Una de las tasas que se aprobó y que provocó un cierto debate fue la de que los bares tengan que pagar por tener una barra al exterior. La tasa se fija en 200 euros al año con carácter general, mientras que si el establecimiento tiene terraza se le aplica una bonificación del 75% por la barra, por lo que pagaría 50 euros al año. En este punto el PP se abstuvo –mientras que el resto se posicionó a favor–, y lo hizo porque pedían que se eliminara esta tasa para el que tuviera la terraza legalizada, como también apuntaban que podría diferenciarse si la barra sirve para los camareros únicamente o en ella se presta servicio. Otro punto que también provocó debate y no consiguió unanimidad fue el cómo se aplicaban las bonificaciones en la tasa del Conservatorio en las mensualidades.

Por parte del gobierno, la concejala de Hacienda recordó que existen y se mantendrán las bonificaciones destinadas a ayudar en los pagos de diferentes tributos a las familias que tienen menos recursos.

El nostre ciutat