Actualizado:
25 febrero 2018
12:55

El autobús urbano lleva tres años recuperando viajeros

El 2017 se cerró con cerca de un 3% más que un año antes y quedó en 1.572.787 pasajeros
Actualidad | 21-01-2018 | facebook yahoo twitter

El autobús urbano cerró 2017 con un nuevo incremento de viajeros, y con ello supone el tercer año consecutivo en que está recuperando usuarios. Según los datos de pasajeros que dispone la empresa que gestiona el servicio (TUASA), el pasado año se cerró con un total de 1.572.787 viajeros, que supone 45.080 más que en 2016, lo que representa un incremento del 2,95%.

Por meses, son marzo, mayo y noviembre, con más de 150.000 viajeros en cada uno de ellos, los que se sitúan a la cabeza en número de usuarios, frente a agosto, que es el que menos contabiliza, con algo más de 77.000 viajeros.

El peor año a nivel de usuarios del autobús urbano en Alcoy fue 2014, cuando contabilizó 1.311.537 pasajeros. Fue en ese año en el que se llevó a cabo una remodelación a fondo de las líneas, reestructurando el servicio, y ese año se resintió en cuanto al número de viajeros, si bien a partir del año siguiente empezó a recuperarse y ha seguido creciendo también en 2016 y 2017.

Estabilidad

El concejal de Movilidad, Jordi Martínez, explica que, con los datos en la mano, puede hablarse de una “estabilidad” en el servicio, mostrando su satisfacción por el hecho de que “poco a poco van aumentando los pasajeros”. Así, el edil apunta que ese cambio de líneas con el tiempo está dando resultados positivos, a la vez que también remarca que los diferentes bonos sociales que se pusieron en marcha han incidido en un mayor uso del transporte urbano de autobuses.

En cualquier caso, y a pesar de los incrementos de viajeros que se vienen dando en los últimos años, la cifra de pasajeros aún queda lejos de la que se contabilizaba hace una década, pues en 2007 rozaba los dos millones de usuarios. A partir de ese momento empezó a registrar oscilaciones, hasta que en 2012 inició una caída de la que empezó a recuperarse en 2015 y ha seguido hasta el momento.

El contrato con la empresa del autobús urbano finaliza en 2020, y desde la concejalía de Movilidad instan a los grupos en la oposición a que presenten propuestas y mejoras del servicio con el fin de empezar a trabajar, en un futuro relativamente cercano, en el nuevo pliego de condiciones para adjudicar la gestión de este servicio municipal. Hay que tener en cuenta que desde la oposición han venido denunciando que no disponen de información sobre si hay líneas que son deficitarias, como también consideran que hay cuestiones a revisar en cuanto a frecuencias y recorridos.

El nostre ciutat