Actualizado:
19 noviembre 2017
16:20
Dany Vilaplana

El deporte local se profesionaliza

| 30-08-2017 | facebook twitter

La última semana completa de agosto, mientras que muchos alcoyanos apuraban sus últimos días de vacaciones antes del regreso a la bendita rutina, el deporte de nuestra ciudad se desperezaba tras el largo verano con una de las noticias más importantes de los últimos años, incluso diría de las dos últimas décadas.

Para la gran mayoría, seguramente por falta de información, ha pasado de puntillas, cuando muchas veces se pierde el tiempo anunciando a bombo y platillo actividades con el único atractivo de salir en la foto de rigor. No sé si porque hay algún tipo de resquemor en el resultado de la oposición o por alguna cuestión que desconocemos, lo cierto es que el deporte local ya cuenta con un técnico superior con plaza fija, lo que debería ser un director municipal de deportes, un cargo que lamentablemente ha ido perdiendo peso con el paso del tiempo por ese afán del gobierno municipal de turno por politizarlo con una persona afín en vez de dejarlo en manos de un profesional en la materia.

Con la creación de esta nueva figura, el deporte local deja la interinidad en la que estaba inmerso, para dar un salto hacia la profesionalización con un funcionario titulado con la potestad que le otorga tras el concurso oposición ganado para mover los hilos y diseñar una política de gestión deportiva independientemente al color político que en ese momento se encuentre en el poder. Todo un avance y un acierto para un colectivo que gira desde hace más de dos décadas en torno a las bases que se sentaron con Paco Bustos como concejal y Nuria Trenzano y Paco Fuster al frente de la gestión y organización del deporte local. Desde entonces, la política deportiva municipal lejos de evolucionar como un referente que fue en su día, la involución ha sido más que evidente, habiendo desaparecido actividades que fueron emblemáticas, otras han perdido un notable peso en la sociedad y muchas otras cabalgan entre la indiferencia tanto de niños como de entrenadores porque no hay una línea clara que define la etapa de promoción, además de unas instalaciones que necesitan un profundo lavado de cara y las que se anuncian como nuevas, quedan en el olvido o en el cajón de algún despacho con el paso del tiempo.

Con la llegada de Juan González, de Cocentaina y perteneciente a la nueva hornada de licenciados en Educación Física, se abre una nueva etapa en el deporte local. Habrá que darle tiempo, dada su inexperiencia a nivel de gestión, pero empezar con la perspectiva de una nueva temporada a la vista es un buen principio para ir conociendo el terreno que le va a tocar pisar a partir de ahora.

El nostre ciutat