Actualitzat:
22 setembre 2018
19:00
RAMÓN CLIMENT

El primer escalón de El Nostre

| 13-09-2014 | facebook twitter

Seguimos aquí. Han transcurrido 365 días, doce meses, y el proyecto de empresa de comunicación comarcal, Més Ciutat SA, sigue adelante, en pie. Pero estas cosas no suceden por casualidad ni interviene la suerte. Cumplimos nuestro primer año porque ustedes, lectores y anunciantes, así lo han querido. Y también porque el pequeño colectivo que rema cada día en este barco ponemos lo mejor de todos y cada uno para que ustedes sigan queriendo que sigamos aquí.

Quizá haya quien se sorprenda, con cierta razón, de que estemos hoy celebrando nuestro primer aniversario. No son 25 ni 50, se trata de algo tan incipiente como nuestro primer año de andadura. Apenas un suspiro. Pero permítannos la licencia porque conseguir subir este primer escalón, se lo aseguro, es como para celebrarlo por todo lo grande. Y esta es la alegría que queremos compartir con ustedes, que en definitiva son quienes lo han hecho posible, nuestros lectores y nuestros anunciantes, con el imprescindible respaldo que supone contar con 97 accionistas que dan soporte a esta empresa de comunicación comarcal que, no por casualidad, nació como sociedad con el nombre de Més Ciutat SA.

En el proceso de gestación de este proyecto hubo un empresario alcoyano que lo rechazó argumentando que “si una editora nacional del peso del Grupo Zeta había cerrado Ciudad, era imposible que un grupo de alcoyanos fuera a ser capaz de sacar adelante un periódico”. Este empresario no es accionista de El Nostre, pero sí anunciante. Y de alguna manera refleja gran parte de la dificultad que suponía en mayo de 2013, tras el cierre de ese referente de la prensa local que había sido durante 60 años Ciudad, intentar seguir adelante y mantener una voz propia informativa en nuestras comarcas. Afortunadamente hubo muchos otros empresarios que no pensaron igual y que creyeron que los 175 años de historia de prensa local que atesora como patrimonio esta comarca, bien valía el intento.

Y aquí estamos. Remando, pero a flote. Con una economía de subsistencia, como la que practican inevitablemente la mayoría de las empresas, y ofertando los servicios de una empresa de comunicación del siglo XXI que no renuncia al protagonismo del papel impreso en convivencia, todavía en construcción, con las nuevas fórmulas de comunicación globalizadas que se desbordan en internet.
Somos, sin ningún disimulo, los herederos de Ciudad, y asumimos la escuela que para todos nosotros ha sido; pero también somos profesionales que navegamos en el siglo XXI y para los que el pasado y la herencia no son más que un patrimonio y una experiencia, con lo bueno y lo malo. Como también queremos ser herederos de la tradición de la prensa local alcoyana que este verano, sin celebraciones, ha cumplido 175 años. Pero por encima de todo nos sentimos parte de un futuro que escribimos cada día; somo los periodistas de hoy, comprometidos no con el pasado sino con el presente y el futuro. Y cumplir un año es motivo de mucha alegría y satisfacción, porque significa que la fórmula funciona. Sabiendo que habrá que revisarla cada día, pero que hemos encontrado el camino de la continuidad.

En 2013 cerraron en España 73 medios de comunicación. En Alcoy nació uno. Y doce meses después sigue aquí. Hemos subido el primer escalón.

El nostre ciutat