Actualizado:
21 octubre 2017
01:00

El puente de Sant Jordi será reabierto al tráfico en septiembre

Se confirman los plazos iniciales y anuncian una nueva actuación en los pilares para el año próximo
Actualidad | 15-07-2017 | facebook yahoo twitter

Las obras del Pont de Sant Jordi transcurren según lo previsto y casi con toda seguridad podrán finalizar en el plazo estimado, es decir, para principios de septiembre. Así lo ha asegurado el alcalde, Toni Francés, durante una visita a la actuación que se lleva a cabo en el puente, el pasado jueves, en la que el primer edil destacó que se trata de una obra “compleja” y “la actuación más importante en las últimas décadas” que va a suponer la “recuperación” de esta emblemática infraestructura para el peatón.

En este sentido, Santi Pastor, director de la obra, informa de que el puente dispondrá de aceras de 2’40 metros a cada lado, así como dos carriles de circulación de vehículos. En principio, no hay intención de instalar barandilla alguna para separar físicamente la calzada de las aceras, ya que además del ancho especial de las mismas, se reducirá la velocidad permitida a un máximo de 30 km/h.

Asimismo, a la vez que se actúa sobre el tablero del puente, se están reforzando las vigas con inyección de fibra de carbono y también se ha instalado un puntal contra el estribo del puente recayente a la calle Balmes. Según ha indicado el edil de Obras, Jordi Martínez, estas son intervenciones puntuales sobre los pilares, donde además se ha logrado reducir peso gracias a la retirada de material acumulado desde la construcción del puente, si bien tanto los pilares como los arcos que sostienen la infraestructura serán objeto de una actuación específica que se ejecutará ya el próximo año. “Lo que hemos hecho ahora es una estabilización provisional, el Ayuntamiento trabaja en un proyecto para consolidar el puente que se llevará a cabo en una tercera obra”, aclara Santi Pastor.

Como se recordará, en 2016 se realizó una primera mejora a nivel ornamental y un año después, se está actuando sobre el tablero de cara a ampliar las aceras y reducir el tráfico, eliminando un carril de circulación. El próximo año se completará el proceso de recuperación por la parte inferior, apuntando el alcalde que “lo importante es que haya un mantenimiento continuo” de la infraestructura.

El nostre ciutat