Actualizado:
17 diciembre 2017
20:02

“En la OK Liga no hay partido fácil”

Mathias Arnáez es debutante en la liga española
Deportes | 20-11-2017 | facebook yahoo twitter

El Patín Alcodiam encarna la nueva imagen de una OK Liga en plena reconstrucción, en la que sus figuras más relevantes han emigrado a Portugal e Italia en busca de contratos más suculentos viendo que en el campeonato doméstico solo unos pocos clubes –se pueden contar con los dedos de una mano– están en disposición de pagar ciertas cantidades de dinero. Ese lavado de cara en busca de figuras emergentes que priorizan su crecimiento deportivo a grandes sumas de dinero ha llevado al rejuvenecimiento de muchas plantillas. Uno de los mejores ejemplos de esa renovación que vive la considerada hasta no hace mucho la mejor liga del mundo es el Patín Alcodiam.

De sus cinco fichajes el pasado verano, cuatro son debutantes en la OK Liga y dos ni siquiera habían jugado nunca en nuestro país como es el caso de los argentinos Maxi Oruste y Mathias Arnáez. El segundo, de 22 años, se ha destapado en los dos últimos partidos –Vendrell y Arenys de Munt– como goleador, anotando sus dos primeras dianas como azulgrana. De San Juan, la cuna del hockey argentino, como lo son también Fran Roca y Maxi Oruste, no así Tutti Baeli, que es de Mendoza, dos poblaciones a las que les une una gran rivalidad. “Afortunadamente Tutti lo lleva muy bien, es tranquilo, pero en el Mundial sub’20 de Colombia en el que quedamos terceros tras perder la semifinal con España (2-1), éramos cinco sanjuaninos y cinco mendocinos y el seleccionador nos enfrentaba en los entrenamientos para que hubiera mayor competitividad. Un sanjuanino no quiere que nunca gane un equipo mendocino, es como aquí la rivalidad entre Madrid y Barça”, explica ‘Mati’ Arnáez.

Hace tres temporadas, con apenas 19 años, decidió dar el salto y probar en Europa. Fichó junto con Maxi Oruste, con el cual le une una amistad desde que eran unos críos, por el Trissino. El primer año terminaron séptimos y lograron clasificarse para la Copa, pero al siguiente fueron novenos y quedaron fuera de los play-offs. Al final de esa campaña decidió regresar a Argentina. “Quise dar un paso atrás porque veía que me estaba estancando en la liga italiana. En mi país también hay una buena liga, no es profesional como en Europa, pero tenemos muy buenos equipos. Mi idea era foguearme otro año e intentar regresar a Europa, bien a España o a Portugal. Con mi equipo Centro Valenciano terminé campeón y me llamó Lluís Rodero, que había estado aquí y me habló de que el Alcodiam era un club serio, además estaban Tutti y Fran y Maxi también se venía”, apunta el zaguero, que en su país ayudaba a su padre, un exfutbolista, que tiene en propiedad un complejo deportivo con tres campos de fútbol de césped natural y otros tres de césped artificial.

Su idea de jugar en España tenía también otro argumento técnico, ya que según confiesa su juego se adapta mejor a las características de la OK Liga. “Hablando con jugadores que han pasado por la liga española como Carlos López, me decían que iba a estar más a gusto aquí que en Italia. Allí los partidos son más de ida y vuelta, de muchos goles, se cuida poco la táctica, aquí hay un juego más ordenado, los marcadores son más parejos y yo soy más de cuidar la bola que de ir al ataque, algo que no va con el ADN de los argentinos, que en ese sentido tienen más espíritu italiano”.

Solo tiene palabras de elogio para hablar del tiempo que lleva en el Alcodiam y en la liga española. ‘Mati’ Arnáez asegura que “estoy encantado y muy cómodo. En el vestuario hay muy buen ambiente, nos juntamos mucho para tomar un café y hablar, la liga es muy competitiva y los partidos son inciertos hasta el final. No te puedes descuidar, se hace muy difícil aguantar un partido, tienes que ir a tope hasta la última jugada. Nuestro arranque ha sido fenomenal, pero no podemos olvidar que somos un equipo humilde. Sería genial clasificarnos para la Copa, aunque el objetivo debe seguir siendo mejores día a día como lo venimos haciendo ahora. Es una liga donde no hay partido fácil y todos son igual de importantes”, lo dice el 6 del Patín Alcodiam, que esta noche (20,15 horas) frente al Caldes buscará prolongar a cinco la racha de partidos consecutivos sin perder.