Actualizado:
23 junio 2017
16:54

Establecen un protocolo para los casos de envenenamiento de animales

Ha sido dado a conocer en la Asociación de Vecinos de Santa Rosa
Actualidad | 10-05-2017 | facebook yahoo twitter

Debido al reiterado número de casos de envenenamiento animal que llevamos en 2017 en Alcoy, la Asociación de vecinos de Santa Rosa ofreció el pasado viernes una charla informativa para tratar el tema y dar a conocer el protocolo de actuación en caso de que una mascota sea envenenada. A la reunión acudió un gran número de personas afectadas y preocupadas por la situación y, también otros que decidieron explicar su propia experiencia y su caso personal ante la atenta mirada de todos los presentes.

Al frente de la reunión se encontraban Juan Moncho Ferri, presidente de la Asociación; Óscar Ferrando, gerente de Vetervida y Sonia Calderón, afectada en primera persona pues su mascota, Siria, falleció el mes pasado por envenenamiento. Según Juan Moncho: “a día de hoy tenemos un problema grave con el que lidiar y no teníamos ni nociones ni experiencia. Ahora tenemos más. Hay que buscar soluciones y buscar información para estar preparados para esta situación”.

Qué hacer ante un caso

El protocolo presentado por la Asociación de vecinos y por Vetervida se basa en una serie de pasos que deben seguir los dueños de mascotas que se encuentren en esta situación.

Según Óscar Ferrando de Vetervida, cuando ocurre esto, lo primero que hay que hacer es ir directamente al veterinario. “También aconsejamos llevar siempre encima una botella llena media de agua y agua oxigenada a partes iguales, pues ayudará al animal a vomitar y a sacar aquello que se haya tragado. Después, al veterinario de cabeza”. Además, una tercera persona debería quedarse donde se encuentra el veneno y llamar a la policía para que se lleven la sustancia venenosa.

Según si ha ocurrido en ciudad o en zona rural hay que llamar a unos u otros: si ocurre en la ciudad hay que contactar con la Policía local o Nacional y si es en zona rural, al Seprona o Guardia Civil. “Lo más importante después de ir al veterinario, es denunciarlo, sin denuncia no hacemos nada”, explica Juan a los afectados oyentes. Una vez está la denuncia, se debe hacer una reclamación al Ayuntamiento con toda la documentación, de esta forma, se deja constancia también en Sanidad.

“Los estamentos no tienen medios para analizar las muestras de posibles envenenamientos por lo que recomendamos buscar algún tipo de seguro para nuestra mascota que pueda hacer frente a todos los gastos”, explica Juan Moncho. La necropsia es el procedimiento forense que permite saber si un animal ha sido envenenado o no, y tiene un alto coste monetario.

Sonia Calderón, afectada en primera persona de esta situación, ha explicado frente a un público bien atento cómo fue su caso y lo perdida y falta de información que estaba. “En aquel momento no sabía qué hacer porque nadie me había dicho cómo actuar, por lo que es tan importante seguir estos pasos en caso de envenenamiento”. Sonia fue al veterinario pero ya era demasiado tarde. No pudo hacer nada por su mascota.

Concienciación y prevención

Uno de los temas más sonados y compartidos durante la charla informativa fue la necesidad de una mayor implicación por parte del Ayuntamiento. Son necesarias campañas de prevención y de concienciación, para que los animales puedan pasear tranquilos por las calles y sus dueños no se tengan que preocupar por nada.

“Más allá de saber qué hacer cuando ya ha ocurrido, lo más importante es la prevención, y el Ayuntamiento debería poner más de su parte y tomarse el tema más en serio”. Sonia Calderón espera que no vuelva a ocurrir nada parecido pues los animales se merecen vivir. Ahora, espera que se haga justicia por el envenenamiento de su mascota Siria y de que se conciencie a las personas de la gravedad de esta situación.

El nostre ciutat