Actualizado:
17 agosto 2017
13:41

Francisco Sellés accede a la alcaldía de Beniarrés con polémica

El PSOE denuncia que abrió las puertas del ayuntamiento para celebrar una fiesta
Comarca | 26-07-2017 | facebook yahoo twitter

Francisco Sellés es el nuevo alcalde de Beniarrés. El edil sustituye a Luis Tomás, que tras 13 años en la alcaldía ha dimitido por motivos personales. En este municipio, el Partido Popular tiene mayoría absoluta al obtener 5 ediles, por 2 de Compromís y 2 del PSOE, en las pasadas elecciones municipales de 2015.

Sellés tomó posesión del cargo en una sesión plenaria que tan solo duró 10 minutos. El nuevo alcalde solo contó en la votación con el respaldo único del PP. El nuevo alcalde ha alabado la labor realizada por Luís Tomás en todos estos años y destaca que su línea de trabajo estará marcada por la continuidad.

El nombramiento ha estado envuelto en polémica ya que los partidos de la oposición denunciaron que el pasado 8 de julio, Francisco Sellés abrió la casa consistorial para montar una fiesta, el PSOE denunció que “abrir el ayuntamiento de madrugada es propio de una ‘república bananera’, donde la falta de respeto hacia la institución que representa nuestro pueblo, haciéndose fotos en el salón de plenos bebiendo ‘cubatas’, rodeándose de las banderas del salón de plenos o sentándose en la mesa del máximo representante de Beniarrés, denota la falta de respeto hacia la máxima institución”.

Los socialistas también argumentaron que “al ser altas horas de la noche de un sábado, evidentemente, el consistorio beniarresino, se encuentra cerrado al público, por lo tanto, la persona que dispone la llave del Ayuntamiento entró de forma deliberada y con consentimiento, realizaron los actos que se ven en las fotografías, no impidiendo en ningún momento la realización de los hechos y facilitando la realización de las fotografías lo que consideramos una profanación de los símbolos democráticos que representan un ayuntamiento”.

“Las personas que consisten esto, tanto de forma activa, como abriendo el Ayuntamiento para realizarlo, no se merecen representar a nuestro pueblo, pues el Ayuntamiento de Beniarrés no es un ‘cortijo’ donde hacer lo que uno le viene en gana, es el lugar un han de tomar las decisiones para mejorar la vida de sus vecinos y vecinas”, afirmaron desde el PSOE, que pidieron la dimisión del edil que permitió estos sucesos.

Francisco Sellés, explicó que abrió el consistorio a grupo de amigos que estaban celebrando una fiesta “no fue adecuado pero en ningún momento quise hacer mal a nadie. Fue fruto de la inocencia así que vuelvo a pedir perdón a todo el pueblo”.

El nostre ciutat