Actualizado:
21 octubre 2017
21:18

Guanyar duda de que se abra ahora la fuente de La Rosaleda

Por la reforma
Actualidad | 02-10-2017 | facebook yahoo twitter

Guanyar Alcoi ha mostrado sus dudas al respecto de que se abra ahora el surtidor de La Rosaleda, teniendo en cuenta que hay una reforma de la plaza pendiente.

El concejal de Guanyar Alcoi Aleixandre Sanfrancisco explica que “sería conveniente tener información concreta sobre el proyecto de reforma de la plaza de La Rosaleda. Las informaciones que tenemos señalan que la plaza tendría una única rasante y las dos alturas que tiene para los peatones quedarán en una, por lo que entendemos que el surtidor, como mínimo, deberá ser trasladado o movido”.

Por este motivo, este edil apunta que “consideramos que si la reforma de la plaza debe ser inminente, como reclaman los colectivos ecologistas y el Tribunal, sería un error malgastar 8.000 euros para adecuar un surtidor que en poco tiempo no estará en funcionamiento porque deberá moverse. En caso contrario, agradeceríamos al concejal de Obras y Servicios, Jordi Martínez, que diera información concreta al respecto antes de realizar cualquier actuación”. Sanfrancisco recuerda que la reforma de la plaza sufre un retraso de 12 años, “desde que en 2005 se produjera la sentencia, tanto el PP como el PSOE han tenido tiempo de sobra para cumplirla”.

ENTENZA Y AÑO ELECTORAL

También desde Guanyar Alcoi han hablado estos días de otro proyecto que lleva tiempo pendiente, como es la reforma de la calle Entenza. El concejal Cristian Santiago señala que “lo cierto es que de forma muy sospechosa este proyecto ha ido retrasándose para que comience a construirse en 2018 y las obras finalicen en 2019, coincidiendo con año electoral, lo que nos hace dudar de los intereses del gobierno en este retraso”, y añade que “no sólo estas obras, sino también otros proyectos que consideramos capitales, como la manzana de Rodes o la urbanización de la Colonia de Aviación”.

Santiago señala, por otra parte, que como desde Guanyar Alcoi consideran que es un proyecto importante para la ciudad, realizaron alegaciones “en cuestiones como las redes de telecomunicaciones, la integración de las actuaciones en el plan de movilidad o sobre deficiencias en la exposición pública del proyecto”. De cuatro bloques, solo dos se han estimado parcialmente, desestimándose las de redes de telecomunicaciones y lamenta que no sean públicas.

El nostre ciutat